Listin Diario Logo
20 de mayo 2019, actualizado a las 10:14 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 18 de abril de 2019

Javier Solís

Una voz de oro que permanece

  • Una voz de oro que permanece

    Javier Solís murió a los 34 años. MAS-MEXICO.COM.MX/

Felíx Melo
Santo Domingo

Haber marchado físicamente hace 53 años años no ha borrado la estrella del eterno Rey del Bolero Ranchero, Gabriel Risia Levario, conocido artísticamente como Javier Solis, quien dejó su nombre grabado con letras de oro en el firmamento musical mexicano y a nivel internacional, y quien aún sigue despertando pasiones y sentimientos.

Al cumplirse mañana viernes un nuevo aniversario de la desaparición del supremo cantante, el público le sigue rindiendo pleitesía y le sigue idolatrando y reconociendo sus dones de excelente intérprete, que lo convirtió a mediados de los años 60 en uno de los más grandes cantores de habla hispana.

Para los que conocen de música, no cabe la menor duda de que Javier Solis ha sido una de las voces más espectaculares que se conozca dentro de la música ligera de todo el planeta.

La infancia del cantante fue muy triste y era tal la situación, que sólo pudo cursar hasta el quinto grado de primaria debido a que se vio precisado a realizar labores para poder sobrevivir, luego del fallecimiento de su madre adoptiva en 1939.

Hizo trabajos tales como panadero, carnicero, cargador de canastas en el mercado y lavador de autos.

Es en 1948 que su vida artística comienza a abrirse paso. El jovencito de 16 años trabajaba como carnicero en “La Providencia”, de la Colonia Condesa”. Fue cuando se inició como solista de música ranchera.

Es en 1955 cuando la carrera de Solís da un enorme salto. A final de ese año realiza una audición y firma un contrato para grabar su primer sencillo. Se incluyen los temas “Qué te Importa” y “Por qué Negar”.

Consagración
 
La consagración del inolvidable cantor llegó en el año 1959 cuando grabó el tema “Llorarás, Llorarás”, el cual formó parte de ese mismo álbum.
Felipe Valdés, quien era director artístico de Discos Columbia, de México, tuvo mucho que ver en el éxito de Solis, ofreciendo consejos al cantante para que creara un estilo propio que lo distinga de Pedro Infante.
El cantante mexicano, cuyo timbre hermoso de barítono ligero (voz grave profunda), se hizo muy familiar para los mexicanos.
Su estilo de voz e interpretación fue digna de elogios en esos tiempos y quienes le escuchaban aseguraban que pocos en el mundo hasta ese momento habían cantado con los parámetros y tesituras vocales como lo hacía Javier Solis.
Frank Sinatra, el extraordinario cantante norteamericano le escuchó y lo llamó su par en América Latina, mientras que el tenor italiano Luciano Pavarotti elogió su técnica vocal.
Domenico Modugno, considerado el padre de los  cantautores italianos, dijo en una ocasión que Javier Solis era un cantante fuera de serie.

Su vida en el cine

A pesar de que murió muy joven (34 años), Javier Solis desarrolló una dilatada carrera cinematográfica, trabajando en 33 películas. Entre estas "Camino de la Horca", "Escuela para Solteras", "Los Cuatro Juanes", El Pecador, Un Callejón sin Salida", entre otras.

El cantante mexicano triunfó en los Estados Unidos y otros países y diferente a Pedro Infante, no necesitó del cine para saborear el éxito, 53 años después de su muerte sigue vigente y nunca ha salido de la programación cotidiana de la radio.

Fue el cantante con mayor cantidad de ventas de la desaparecida compañía disquera Columbia, de México y en la actualidad es uno de los más cotizados de la Sony Music.
Sin duda que la vigencia de Solis se debe a sus cualidades vocales e interpretativas más que cualquier otra.

Una voz cálida, bien modulada, de gran afinación, con un dejo melancólica, un elemento que completaba el estilo irrepetible del cantante ranchero, además de su timbre característico, era su vibrato un poco abierto, capaz de arrancar suspiros a más de uno.
 
El desenlace
Aparentemente el cantante mexicano había salido bien de la cirugía que le fue practicada el 13 de abril de 1966, sin embargo, los días siguientes demostrarían lo contrario.
Según comentó más adelante su viuda Blanca Estela Sainz, en el cantante se produjo un desvanecimiento.

Después de haber sido operado de la vesícula el médico le dijo a su esposa: “Señora, Javier amaneció muy bien hoy,todos sus estudios salieron muiy bien y ya le vamos a retirar las ondas”, exclamó su viuda.

Los médicos han descartado la especie de que su muerte se produjo luego de que el artista tomara agua después de la operación.