Listin Diario Logo
16 de julio 2019, actualizado a las 06:27 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 16 de abril de 2019

COMUNICADORA

Ivana Gavrilovic: La serbia marcada por la guerra y la dominicanidad

  • Ivana Gavrilovic: La serbia marcada por la guerra y la dominicanidad

    A los 16 años inicia en los medios junto al primer equipo del programa “Los dueños del circo”, trabajo que inmediatamente abandonó por no dominar en ese entonces el idioma español.  

Ynmaculada Cruz Hierro
ynmaculada.cruz@listindiario.com
Santo Domingo

El ulular de la sirena, el correr y dejarlo todo para esconderse en un refugio. Ya allí, cerrar los ojos y abrazarse uno al otro, escuchar los bombardeos, las explosiones y los gritos de los cientos de personas afectadas y tener que ver a decenas de muertos era el panorama que día a día vivía la pequeña Ivana Gavrilovic y su familia en Serbia.

Corría el inicio de la década de los 90, y en Europa se escenificaban “las guerras yugoslavas”, una serie de conflictos en el territorio de la antigua Yugoslavia que se sucedieron entre 1991 y 2001 y que afectaron a las seis ex repúblicas yugoslavas, principalmente entre los serbios por un lado y los croatas, bosnios y albaneses por otro.

Esa vida, más lo que atravesó después, cuando llegó como refugiada a República Dominicana es lo que mueve a la hoy comunicadora y sicóloga clínica a no detenerse y saber que cada oportunidad para trabajar es una nueva experiencia que aumentará sus conocimientos y que llenará de importantes momentos su existencia.

Por eso después de trabajar por más de 10 años en los medios de comunicación, ser dueña de su propio programa de radio (Omelet Radio) y llevar a la pantalla programas de temporadas, hacer un segmento para “El Show del Mediodía”, los viernes, no es más que disfrutar de su trabajo y tener la conciencia y la responsabilidad de velar por sus seres queridos.

Ivana llegó a República Dominicana con apenas 13 años, junto a su madre, y su hermano de 17 años. “A esa corta edad descubres que la vida es impredecible, que no tienes nada porque cuando suena la sirena y tienes que correr a esconderte porque una bomba va cayendo al lado tuyo, y entiendes que lo único que tienes es el que está al lado tuyo, los vecinos, tu familia, y escondida en un refugio, entonces, ves que las personas que están ahí es lo único real que tienes en ese momento”, recuerda la joven que hoy tiene 31 años.

Al país arribó como refugiada, alentada por otros compatriotas que también habían llegado corriendo del conflicto. Con su familia vivió en el Mirador Norte de la capital.

Recuerda que fueron momentos de grandes penurias, desde pasar hambre hasta dormir en cartones.

“El hambre es lo que me ha movido desde que llegué a este país. Yo sé lo que es dormir en el suelo y lo que es no tener para comprar un pan, pero también disfrutamos de la solidaridad de nuestros vecinos dominicanos que te lleven un plato de comida porque tú no tienes nada para comer, son de las cosas maravillosas que me han pasado en este país”, cuenta Ivana con brillo en los ojos.

Así va revelando Ivana las peripecias que pasó en los primeros días que llegó al país, sin olvidar la solidaridad de la gente, como cuando no tenía para pagar el servicio de energía eléctrica y una vecina le permitía conectar una extensión para su nevera, o como cuando su hermano tuvo una caída y una mujer le ofreció el único dinero que tenía para que él pudiera ser atendido en una clínica.

“Esa es la realidad que he vivido y con la que he aprendido en la vida; así como puedo tenerlo todo y mañana no tener nada, por eso debo conservar el coraje para seguir luchando y trabajando, y a mis 31 años debo de dar la cara por mi familia, así que no puedo darme el lujo de llorar ni de detenerme”, comenta en su visita a LISTÍN DIARIO. Es por eso que dice que nada de lo que digan o hagan, siempre y cuando no afecten sus valores, la pueden doblegar o minimizar.

“Siendo adolescente pasé hambre y no me quiero ni imaginar lo que fue para mi madre, una mujer de 50 años llegar a un país, sin hablar nada de español y ver a sus dos hijos pasando tanto trabajo, debió de ser muy duro para ella”, expresa.

¿Te hace una persona diferente haber vivido la guerra?

“Te marca ciento por ciento.

Te marca porque pierdes a seres queridos, porque tu vida cambia en un segundo.

No es normal que un preadolescente viva en los escombros, que su día a día es tener que esconderse, hacer largas filas para comprar algo de alimento porque la vida de tu país es complicada, y luego emigrar a un país que no conoces y también pasar hambre. Pero siempre diré que lo mucho o lo poco que hemos logrado es gracias a los dominicanos”, sostiene.

Por eso Ivana aclara que por laborar en los medios de comunicación su objetivo nunca ha sido brillar, ni mucho menos la fama, más bien fue el nicho en donde encontró la oportunidad para trabajar. “Lo que a mí me mueve no es la necesidad de brillar, no es la necesidad de una cartera o unos zapatos, es la necesidad de mantener mi hogar, de velar por mi hermano que estudia fuera y por mi madre que no le falte nada”.

La adaptación de la familia en el país tampoco fue fácil. Las comodidades llegaron luego que la madre lograra un buen trabajo y ellos pudieron estudiar en colegios privados. A medida que pasaron los años, ambos chicos terminaron el bachillerato y fueron a la universidad. “Fue difícil adaptarme en un principio; en mi país estudiaba teatro, ballet y violín, y el sistema de estudio de aquí era muy distinto. Aprendí a hablar español viendo series y telenovelas”, se ríe al recordarlo.

Desde muy joven comenzó en los medios de comunicación primero con “Los dueños del circo”, labor que abandonó porque aún no dominaba bien el español.

Luego pasó por la radio y emprendió su proyecto radial “Omelet Radio”, el cual transitó por varias estaciones de radio.

Concluida esta etapa se embarcó junto a Sarodj Bertin en el reality show “Blanca morena” por Color Visión.

Para junio tiene listo otro espacio de temporada, el cual llevará la vida y la historia de celebridades.

SHOW DEL MEDIODÍA

Un segmento.

Cada viernes Ivana Gavrilovic presenta un segmento en donde lleva al público celebridades del espectáculo nacional e internacional, en donde habrá juego y diversión. Entrevista muy al estilo a la “telerealidad” del Show del Mediodía.

Agradecida.

“La gente dirá que luego de haber tenido un programa de radio durante diez años y haber producido mis programas de televisión de temporada, hacer un segmento es no avanzar, para mí cada oportunidad es importante, porque amo mi trabajo y tengo hambre de seguir creciendo y nutriéndome con cada experiencia”.

Cónsul honorario.

Actualmente Ivana es cónsul honorario de Serbia.

Con esta función la comunicadora trabaja en proyectos turísticos de promoción e intercambios culturales y coopeación económica para ambas naciones.

En el mes de mayo estará visitando su país junto al canciller dominicano Miguel Vargas.


Más en Entretenimiento