Listin Diario Logo
17 de octubre 2019, actualizado a las 01:26 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento sábado, 06 de abril de 2019

Thriller

La noche de los generales

  • La noche de los generales
  • La noche de los generales
  • La noche de los generales
Rienzi PAred Pérez

Un asesino en serie es aquel individuo que logra asesinar a varias personas con un intervalo entre un asesinato y otro, cuya motivación se basa en la satisfacción que le provoca al cometer estos crímenes.

Casi siempre, después que comete un asesinato, viene un proceso de “enfriamiento” hasta que luego le surge la motivación de seguir en búsqueda de su próxima víctima. Estos crímenes suelen llevarse a cabo de forma similar, ya sea por la raza, sexo, profesión u otra causa que el asesino intenta satisfacer.

Estos antisociales o enfermos mentales, mayormente fueron víctimas de abusos sexuales, físicos o psicológicos durante su infancia, en lo que muchas veces, se asocian los abusos al que fue sometido con los crímenes perpetrados.   

Parte de todo lo anterior es para tratar de explicar la conducta de un general del ejército alemán durante la Segunda Guerra Mundial ubicado en Polonia donde se dedicaba a asesinar mujeres pertenecientes a la prostitución. Dichos asesinatos eran cometidos de una manera sádica y brutal.

Peter O’Toole es el actor quien personifica al general alemán Tanz, donde realiza una fuerza histriónica en la caracterización de dicho personaje.

La historia se va desarrollando en varias ciudades de Europa, en las cuales se están dando el mismo esquema de abuso y de asesinato perpetrados contra las prostitutas en dichas ciudades. Lo que sí concuerda es que en dichas ciudades se encuentran presentes el general Tanz, y otros dos generales sospechosos, lo que llama a suspicacia al mayor Grau (Omar Shariff) para fines de su investigación.

La actuación de Peter O’Toole es emblemática, ya que realiza una actuación espectacular con esa mirada profunda, donde se resaltan esos ojos azules que nos recuerdan al personaje de Lawrence de Arabia; por lo que atrapa la pantalla completa. Sin embargo, me es difícil aceptar a un Omar Shariff con sus rasgos característicos árabes, haciendo el papel de un oficial alemán.  

El filme posee un guion estructurado con buen diseño de la producción, amparado con una buena puesta en escena por parte del director.