Listin Diario Logo
07 de diciembre 2019, actualizado a las 01:16 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento martes, 26 de febrero de 2019

Agrupación

Morat: "Hay gente en lugares inimaginables de todo el mundo escuchando música en español que no es reguetón"

  • Morat: "Hay gente en lugares inimaginables de todo el mundo escuchando música en español que no es reguetón"
EUROPA PRESS
Madrid

Tras publicar en octubre su segundo álbum, Balas perdidas (Universal Music, 2018), los colombianos Morat se encuentran ahora preparándose para su regreso a la carretera, primero recorriendo Estados Unidos a partir de abril, y después volviendo a España para un total de siete fechas.

"Estamos muy felices", confiesa el batería Martín Vargas, quien plantea a Europa Press que "lo más difícil" para este segundo álbum era encontrar un "equilibrio" entre su debut y la búsqueda de cosas nuevas. "Logramos encontrar ese punto medio entre conservar e innovar y sentimos que el disco tuvo un recibimiento bastante bueno", remarca.

De la misma idea es el vocalista y guitarrista Juan Pablo Isaza, quien admite que "es un bendito problema encontrar algo que funciona". Y añade: "Nosotros encontramos una cierta fórmula de hacer canciones que sabíamos que era efectiva, y uno se acostumbra muy fácil a eso. Pero queríamos romper con los esquemas".

Juan Pablo Villamil Cortés, encargado del banjo y de la voz, recalca que el recibimiento del disco "ha sido una locura que ha superado" todas sus "expectativas", más aún al ser conscientes a través de las redes sociales y sus encuentros con los fans de que su música se escucha en lugares muy dispares.

Lo explica el bajista Simón Vargas: "Hemos tenido una experiencia bonita con la ayuda de las redes sociales, comprobando que hay gente en lugares inimaginables de todo el mundo escuchando música en español que no es reguetón. Sabemos que tenemos fans en Eslovaquia, Portugal, Italia, Polonia, Turquía... Sentir que uno está trascendiendo esas barreras idiomáticas es muy intenso".

"Uno piensa ok, que oigan Despacito vale. Pero que en esos lugares oigan Morat, música que no es para bailar", continúa reflexionando Simón, quien sentencia: "Eso a mi me dice que estamos en un momento en el que la música en español es lo suficiente grande como para que haya más demanda aparte de la música bailable más fácil de consumir".

Y aún todavía apostilla Simón planteando que "la música urbana lleva un buen tiempo dominando la radio latina y ha crecido tanto como para que haya una demanda de música en español de otro tipo". "Habiendo tanta gente que está haciendo música urbana, ser uno de los pocos diferentes es genial. La gente quiere escuchar cosas distintas", tercia Martín.

Toma la palabra entonces Juan Pablo Isaza para avanzar que si en algún momento quisieran "eventualmente ir a tope con el reguetón" sería porque les "sale así". Pero añade que eso "sería un poco inconsecuente" con su "imagen" y lo que ellos "naturalmente" proyectan como banda, al tiempo que remarca: "Si coqueteamos con lo urbano, como ya siento que hemos hecho, tiene que ser en nuestra propia forma distinta".

Y es que el cuarteto colombiano está contento con su momento actual, en el que, según explica Simón, "hay una mezcla de géneros y vertientes, de posibilidades del sonido Morat" que aún están "empezando a explorar".

"Por eso, aunque las canciones son pop, las maquillamos de diferentes maneras", apunta Simón, quien tras una breve reflexión asegura que le parece "interesante" que se haya "difuminado un poquito" la idea del "pop clásico" y Morat se haya encaminado hacia la búsqueda de "buenas canciones sin etiquetas".

CONCIERTOS EN ESPAÑA

Tras su periplo estadounidense, los conciertos de Morat en territorio español serán en Madrid (12 de mayo, WiZink Center), Valencia (17 de mayo, Auditorio Marina Sur), Barcelona (18 de mayo, Sant Jordi Club), Sevilla (24 y 25 de mayo, Fibes), Sancti Petri (10 de agosto, Concert Music Festival) y Marbella (12 de agosto, Starlite).

"La primera vez que nos presentamos en España fue en el WiZink Center con Paulina Rubio. Pero aunque ha sido rápido -el grupo se fundó en 2015-, también fue todo un proceso y siento que nos lo hemos currado porque hemos tocado en todo tipo de bares y salas en Madrid aparte de ese primer contacto con la ayuda de Paulina", defiende Juan Pablo Villamil.

Su tocayo Juan Pablo Isaza tercia para conceder que su carrera ha sido "muy rápida" pero, efectivamente, "pasando todas las etapas de manera organizada". "Empezamos en Madrid en El Sótano frente a cien personas, después a El Intruso, el Café La Palma, la But o La Riviera. Y eso lo hemos hecho en todos los países, no solo aquí. Me parece bonito y también que hace falta recordarlo, porque no nos hemos saltado los pasos", argumenta.

Por último, sobre el éxito alcanzado, reflexiona Juan Pablo Villamil afirmando que es "muy especial comenzar a ver tanta gente conectada con lo que uno está haciendo", algo que estaba solamente en su cabeza y que ahora es "compartido por un montón de gente".

"El éxito es poder hacer la música que nos nace", indica Villamil, antes de que su compañero Isaza remache mientras todos asienten: "El éxito es estar tranquilo con lo que uno es, lo que está haciendo y las ambiciones que uno tiene".