Listin Diario Logo
22 de octubre 2019, actualizado a las 10:17 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Entretenimiento jueves, 17 de enero de 2019

Cine

Y los nominados al Oscar no serán (aunque deberían)...

  • Y los nominados al Oscar no serán (aunque deberían)...
  • Y los nominados al Oscar no serán (aunque deberían)...
  • Y los nominados al Oscar no serán (aunque deberían)...
  • Y los nominados al Oscar no serán (aunque deberían)...
AP/Jake Coyle
Nueva York

Por naturaleza, la temporada de premios tiende a aventar un campo de películas y actuaciones hasta que muchos de los mismos nombres son leídos semana tras semana, ceremonia tras ceremonia, en antesala a los Premios de la Academia. Es un proceso que siempre deja a merecedores de reconocimiento fuera ya sea por falta de promoción, conciencia o éxito en la taquilla.

Cuando las nominaciones al Oscar se anuncien el martes, seguramente habrá mucho que celebrar y un puñado de sorpresas. Pero será inevitable y necesariamente una lista reducida que omita muchos puntos álgidos de un año extremadamente bueno para el cine.

Este año, gran parte del amor lo han recibido títulos como “A Star Is Born”, ″Roma”, ″Green Book” y “The Favourite”. Ha habido intentos ocasionales e inspiradores de trabucar la marcha a los Oscar, o al menos hacer una pausa para reconsiderar. La Asociación de Críticos de Cine de Los Ángeles, en una selección muy elogiada, nombró a Debra Granick (“Leave No Trace”) como mejor directora cuando pocos la tenían a ella (o notablemente a alguna otra mujer) en “la lista”. La Sociedad Nacional de Críticos de Cine se remontó a un estreno de abril aclamado pero poco visto, “The Rider” de Chloe Zhao, como su ganadora del premio a la mejor película.

Las cintas del 2018 fueron demasiado buenas o demasiado numerosas como para encajar en una lista única de favoritas. A continuación algunas de las actuaciones, cineastas y películas que probablemente no estén el martes entre los nominados al Oscar, pero que merecen reconocimiento como cualquier otro postulado.

Mejor actriz

Kathryn Hahn, “Private Life”.

Amandla Stenberg, “The Hate U Give”.

Joanna Kulig, “Cold War”.

Regina Hall, “Support the Girls”.

Toni Collette, “Hereditary”.

Esta es sin duda la categoría más poblada del año, con actuaciones inolvidables como las de Elsie Fisher (“Eighth Grade”), Carey Mulligan (“Wildlife”), Jamie Lee Curtis (“Halloween”) y Juliette Binoche (“Let the Sunshine In”). Estas cinco actrices parecen estar fuera de un rubro donde las favoritas son Lady Gaga, Olivia Colman y Glenn Close pese a trabajos notablemente cautivantes (Kulig), profundamente personales y sumamente equilibrados (Stenberg, en una actuación), locamente comprometidos (Collette), cómica pero contundentemente conmovedores (Hall) e innegablemente humanos (Hahn).

Mejor actor

Lakeith Stanfield, “Sorry to Bother You”.

Joaquin Phoenix, “You Were Never Really Here”.

John C. Reilly, “Stan & Ollie”.

Brady Jandreau, “The Rider”.

Lucas Hedges, “Ben Is Back”.

Las interpretaciones más sutiles y dulces de actores protagónicos fueron de papeles más aventureros y menos impresionantes que las de Rami Malek como Freddie Mercury o Bradley Cooper como Jackson Maine. Stanfield es el imperturbable centro del surrealismo salvaje en “Sorry to Bother You”. Phoenix, inquieto y turbado, corta como una navaja en el deconstruido thriller de venganza de Lynne Ramsay. Reilly, notorio también en “The Sisters Brothers”, ofrece una actuación maravillosamente sensible como Oliver Hardy (El Gordo) en “Stan & Ollie” (“El Gordo y El Flaco”). Jandreau, un vaquero de Lakota, no ha recibido el reconocimiento que merece por su magnético trabajo en “The Rider”, en gran parte basado en su vida. Y pocos actores fueron más emocionantes e indispensables en 2018 que Hedges, un joven que está madurando rápidamente y cuyos muchos papeles fuertes incluyen el de un adicto en recuperación en “Ben Is Back”.

Mejor actriz de reparto

Jun Jong-seo, “Burning”.

Sissy Spacek, “The Old Man & the Gun”.

Zoe Kazan, “The Ballad of Buster Scruggs”.

Elizabeth Debicki, “Widows”.

Natalie Portman, “Vox Lux”.

Lo único que separa una letanía de premios de la afligida interpretación de Jun Jong-seo en el thriller psicológico magistral de Chang-dong Lee “Burning” es la fama (es su primera película) y el idioma (las películas extranjeras rara vez reciben reconocimiento en las categorías actorales). “The Old Man & the Gun” será recordada como la última actuación de Robert Redford, pero es cuando éste comparte la pantalla con la brillante Spacek que la película se ilumina.

Mejor actor de reparto

Brian Tyree Henry, “If Beale Street Could Talk”.

Hugh Grant, “Paddington 2”.

Michael B. Jordan, “Black Panther”.

Russell Hornsby, “The Hate U Give”.

Josh Hamilton, “Eighth Grade”.

Henry tiene apenas unas pocas escenas en “If Beale Street Could Talk”, pero estuvieron entre las más hermosas y enternecedoras del año. (Michael Shannon tuvo más o menos el mismo tiempo en pantalla en “Revolutionary Road” de 2008 y aun así recibió una merecida nominación al Oscar). Como un personaje desesperadamente desafortunado en “Paddington 2”, Hugh Grant ofreció la actuación más encantadora del año (aunque su compañero de reparto Brendan Gleeson, como un jefe de prisión, estuvo cerca). Y es imposible separar la grandeza de “Black Panther” de la atormentada interpretación de Michael B. Jordan. Él es el corazón de la película de Ryan Coogler.

Mejor director

Chloe Zhao, “The Rider”.

Joel y Ethan Coen, “The Ballad of Buster Scruggs”.

Frederick Wiseman, “Monrovia, Indiana”.

Lucrecia Martel, “Zama”.

Pawel Pawlikowski, “Cold War”.

Ninguna de estas películas pudo haber sido hecha por otro director: la melancolía conmovedora de la vívidamente naturalista “The Rider” de Zhao; el delirante esplendor de la hipnótica adaptación de la argentina Lucrecia Martel; la audaz antología de seis relatos morales en el western de los hermanos Coen; el retrato agudo y paciente de Wiseman de un pequeño pueblo estadounidense; y el hermosa y devastadoramente conciso romance condenado del polaco Pawlikowski.

Mejor película

“The Death of Stalin”.

“First Reformed”.

“Burning”.

“Spider-man: Into the Spider Verse”.

“Private Life”.

Muchos otros también merecen ser recordados. Todos podrían, y deberían, tener sus propias selecciones. Parafraseando a Lady Gaga: no fue en lo absoluto un año trivial en el cine.