Santo Domingo 26°C/27°C light rain

Suscribete

ARTISTA

Música, cercanía y bromas en el escenario

Rosana, la española identificada por su aire caribeño, pelo ondulado y vestuario sobrio, hizo lo que quiso con su público dominicano.

A las 9:40 de la noche del viernes las palmas de una española acompañada de sus músicos se escuchaban poco antes de que tomaran sus instrumentos con los que harían brincar y corear varias canciones minutos más tarde.

Era Rosana (Lanzarote, 1963), la artista identificada por su aire caribeño, pelo ondulado y vestuario sobrio.

Con 40 minutos de retraso inició su presentación cantando “Llegaremos a tiempo”. Fue un concierto que en pocas palabras se define en música, cercanía y bromas.

Pero no hay razones para minimizar el momento de dos horas que duró su tercera participación en el país. Esta vez con la gira “En la memoria de la piel”, nombre de su último disco lanzado el año pasado.

La cita con sus seguidores fue en el teatro La Fiesta del hotel Jaragua, el cual no se llenó en su totalidad, pero tembló con el ánimo que puso la canaria y el público que varias veces pidió sus canciones favoritas.

Como parte del repertorio los asistentes disfrutaron de “Todo es empezar”, “Puede ser”, “No olvidarme que te tengo que olvidar”, “Sin miedo”, “Hoy no me levanto”, “Tormenta de arena”, “Magia”, “Quien”, “El cielo que me das” y “En la memoria de la piel”, canción con la que simuló una despedida para escuchar al público pedir a una voz la tradicional “otra, otra, otra...”. Y luego regresó con más fuerza.

“Atrévete” fue el inicio del momento más animado del concierto, en el que la artista empezó a jugar con los asistentes al famoso reto ‘Mannequin Challenge’, que invita a paralizarse por unos segundos sin importar de qué forma estés mientras alguien graba.

Con el tema “Si tú no estás” bajó del escenario y caminó cerca de casi todo el público, momento que muchos aprovecharon para hacerse fotos con ella.

El ánimo era grande así como las ganas de no parar. Rosana siguió con una mezcla de éxitos entre los que incluyó “Contigo”, “El talismán” y “A fuego lento”, con la que salió nuevamente de escena para volver en pocos segundos con “Pa’ ti no estoy”, de la que dijo: “No podemos terminar sin cantar esta canción”.

Luego siguió “Con una hora menos” con la que el público seguía animado y aplaudiendo.

“Mañana” fue el tema que finalmente cerró el repertorio que la artista preparó para su concierto en el país.

Aparentemente el público quedó satisfecho pero sobraron ganas de seguirla escuchando. La canción “Carta urgente”, por ejemplo, era pedida a gritos por una fanática que no apagó su voz la noche entera, aunque falló en el intento porque no estaba incluida en los temas a tocar por la artista, que hizo todo para animar y hacer reír a sus seguidores.

DE BUEN HUMOR Durante el concierto Rosana se dedicó a bromear con diferentes temas. La puntualidad, para hacer referencia a quienes llegaban después que ella empezó la presentación, anécdotas sobre los temas que se aprenden por el número de orden que tienen en un disco y no por el nombre, así como el cambio de título que le hacen los fanáticos a los temas formaron parte de su elocuencia.

Puso a sus fanáticos a cantar y hasta se hizo un “boomerang” con ellos.

El momento fue lo que ella quiso, algo que se complementó con la respuesta positiva del público.

Otros elementos que hicieron buena la noche fue el sonido, el juego de la artista con las guitarras que usó y las luces.Casi en todas las canciones hubo cambio de color en la luz. Aunque no se había ido, sus deseos por volver al país fueron expresados en varios momentos. “No permitan que nada ni nadie les robe la sonrisa”, fue una de las frases con la que dijo adiós a sus seguidores y prometió volver pronto.

Tags relacionados