Listin Diario Logo
17 de noviembre 2018, actualizado a las 03:18 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Entretenimiento jueves, 23 de junio de 2011
0 Comentarios

PIEZA

Eterno retorno de la vida

CULMINÓ LA PRESENTACIÓN DE “OBRA PARA DORMIR AL PÚBLICO”, DEL GRUPO RAJATABLAS, QUE TRATA SOBRE UNA HISTORIA COMPLEJA QUE REFLEJA EL DESEO DEL SER HUMANO DE AÑORAR

  • Eterno retorno de la vida
    Puesta. El montaje tuvo una buena escenografía y un diseño de luces funcional para la obra.
Laura Peralta
laura.peralta@listindiario.com
Santo Domingo

La compañía Rajatablas estaba temerosa de cómo el público dominicano podría percibir la “Obra para dormir al público”, pero la respuesta fue de absoluta complacencia.

Esta pieza teatral de la autoría del homenajeado Rodolfo Santana envuelve al espectador en una especie de sueño, pero ese sueño que se traduce en un eterno retorno del cual Friedrich Nietzche habló alguna vez, de lo que el ser humano busca ser.

La trama se desarrolla en dos mundos paralelos: el real y el de los sueños.

Al inicio, una Miriam Pareja se introduce en ese mundo gobernado por los ángeles, y es a través de este que logra desentrañar su verdadera esencia mientras se contempla joven, con deseos de liberarse y encontrar el amor en un lugar lejano, pero que en la vejez repara que nunca alcanzó la felicidad añorada.

Reto
Su compleja trama y estructura la convierten en una obra de varias significaciones, aunque el eje central se basa en la búsqueda del amor.

“Obra para dormir al público” se estrena en el país a nivel internacional, y es su director, Rufino Dorta, quien se atreve a realizar este montaje, después de que tres directores hayan intentado “meterle mano” en Venezuela. La puesta en escena de esta obra en el país fue un reto para Rajatablas, pues es una pieza creada para presentarse en salas pequeñas, como la de la sede de la compañía, que acoge a 100 personas, según el exproductor Elías Yánez.

Pero también ha sido un reto para los dominicanos acostumbrados a reír en cada manifestación del arte criollo, porque esta pieza hay que pensarla en cada escena y cada elemento escenográfico.

Por la estructuración de la trama, fue difícil determinar quién era la verdadera protagonista, pero al final, regresa Miriam Pareja para dejar claro que siempre fue ella, y es cuando el vestuario adquiere importancia, pues su vestido azul intenso, a diferencia del tono más claro de su juventud, demuestra la madurez de sus años.

La escenografía definió los límites de lo real y lo soñado, pero a veces el espectador se perdía mientras los actores pasaban de una transición a otra.

Las actuaciones de Gerardo Luongo (padre de la protagonista) y Dora Farías (madre) son importantes porque influyen en el futuro de Miriam.

La puesta en escena impresionó por la danza de los ángeles, el canto de algunas actrices y la musicalización que sumergía al espectador en tiempos ancestrales.

“Obra para dormir al público” es la añoranza de lo perdido, de lo que pudo ser y no fue. Una pieza oportuna para recordarle al ser humano que la fantasía llena de sentido al mundo cuando ya no queda nada por hacer.  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre