Santo Domingo 23°C/24°C scattered clouds

Suscribete

fórmula uno

Verstappen va por seguir con demoledor poderío

Max Verstappen estará en busca de profundizar su dominio en el campeonato mundial de la Fórmula Uno.

Max Verstappen estará en busca de profundizar su dominio en el campeonato mundial de la Fórmula Uno.fuente externa

¿Continuará el avasallamiento, o por el contrario, el neo-dictador ahora tendrá un ejército tras su cabeza? Max Emilio Verstappen lanzó una sutil bomba atómica: Red Bull supera lo que tuvo el año pasado, con lo cual la Fórmula Uno inicia este domingo en Bahréin un Mundial que pudiera deparar sorpresas a lo largo de atenuantes veinticuatro carreras.

El tricampeón de la gran serpiente asfáltica llega este año con un sello histórico en innumerables aspectos, y pocos dudan que resulta ser el heredero del Gran Circo, no sin antes afrontar una temporada que el propio Verstappen ha admitido “nunca será ni mejor ni igual que la anterior (2023)”.

Récord de victorias

Es que el endiablado gladiador neerlandés tuvo el año más ganador que registren los anales de la madre serpiente (19 victorias, de 22 GP´s), con la mayor ventaja jamás vista sobre su escolta. Pero el nacido en Bélgica no sólo sabe que la pasada estación pudo ser anómala en sus registros, sino que equipos como Ferrari, Mercedes, y el engordado Aston Martín, han dado un giro en sus mejoras de los coches -tanto en aerodinámica como potencia-.

Amén que los equipos mostrarán sus verdaderas virtudes previo a la cita de turno, con los coches a prueba en el máximo punto de ebullición, a saber: estabilidad, gasto de neumáticos y qué tanto desarrollen a corto y largo tramos en transcurso de temporada.

¿Ruta empedrada?

Red Bull parece tener nueva vez la fórmula Einstein, con el coche “perfecto” para el “pequeño Senna”, pero el deslumbrante piloto no cree que podrá derramar tanta sangre rival como el pasado año, y lo más probable que tampoco lo iguale.

El primer gran escollo será, sin dudas, volver a moler las flechas plateadas y un Aston Martin puesto para todo, tras la excelente campaña anterior con el rejuvenecido Alonso al frente del cuartel.

Si bien Hamilton ya tiene días contados en Mercedes, querrá irse a Ferrari (2025) con algunas de las suyas este curso, pero no lo suficiente para amenazar ni mucho menos al impecable campeón.

Se asume que el mejor coche del verdinegro será para el muy eficiente George Russell, quien sería un rival de gran calado.

Tampoco Ferrari llegaría cualquierizado al Mundial, por cuanto su director operativo ha advertido que allí tienen propósitos de título, con la aún esperada explosión de Charles Leclerc, aunque sólo su co-equipero, Carlos Sainz, pudo ganar un GP en 2023.

El escolta de Verstappen parecía ser el indicado para “hacerle la vida imposible”, mas lo cierto que Sergio Pérez a este día tiene incluso seriamente amenazado su asiento en la bebida energética (sólo ganó dos carreras, con mismo coche del tricampeón).

Entonces llegamos a los intensamente verdes de Aston Martin, aparentemente refinados en potencia, con monoplaza para correr en suficiente aerodinámica y poca degradación neumática. El bicampeón Alonso puede ser un grandísimo dolor de cabeza para que el dictador sostenga su férreo dominio.

Grandeza “precoz”

Verstappen, de 26 años, llega con decenas de marcas históricas, y en pos de otras entre las que destacan su persecución a súper notables como Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Juan Manuel Fangio, quienes hilvanaron rachas de cuatro títulos. Michael Schumacker es objetivo más futurista (cinco campeonatos).

El Mad Max, quien ya corre tercero en victorias (54), promedia 15 por año durante su incipiente e implacable tiranía, por mucho el mayor número y proporcionalidad de la historia (67 por ciento), sólo comparable con el legendario argentino.