Listin Diario Logo
02 de febrero 2023, actualizado a las 02:08 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte domingo, 04 de diciembre de 2022

Son y Richarlison, de casi perderse el Mundial a cruzarse en octavos

  • Son y Richarlison, de casi perderse el Mundial a cruzarse en octavos

    Richarlison de Andrade jugador de la selección brasileña. Foto: BBC

Frédéric Happe
Doha, Catar

Tras casi perderse el Mundial de Catar-2022 por lesión, Son Heung-min y Richarlison dejarán de lado su complicidad en el vestuario del Tottenham cuando lideren los ataques de Corea del Sur y Brasil, respectivamente, el lunes.

Los goleadores se cruzarán en el Estadio 974, en Doha, llamado así porque es la cantidad de contenedores utilizados para su construcción, por octavos de final.

El ganador de esta llave se enfrentará en cuartos con el vencedor del cruce, también el lunes, entre Croacia y Japón.

Las lágrimas del atacante brasileño el 15 de octubre cuando salía del Tottenham Hotspur Stadium con muletas tras sufrir una lesión en la pantorrilla contra el Everton hicieron temer por su presencia en el Mundial.

"Es muy difícil hablar porque estoy cerca de cumplir mi sueño (jugar el Mundial). He tenido una lesión como esta antes (...) La última vez me perdí como dos meses", dijo con ojos rojos a ESPN Brasil después del partido.

Sin embargo, su entrenador en el club del norte de Londres, Antonio Conte, había puesto paños fríos sobre su estado de salud.

Quince días después vio como Son Heung-min sufría una fractura de órbita en un partido contra Marsella por la Liga de Campeones.

Operado con éxito, el goleador de la última Premier League anunció nueve días después que finalmente podría mantener su lugar en el plantel coreano para Catar-2022, incluso si eso significaba jugar con una máscara que cubre su rostro.

- Seis minutos eternos -

Son fue clave en la clasificación de Corea del Sur a octavos como segunda del Grupo H, detrás de Portugal y por delante de Uruguay y Ghana, al asistir en el minuto 90+1 a Hwang Hee-chan para que éste anotara el tanto de la victoria, y la clasificación, frente a los lusos.

Entonces fue necesario esperar el final del juego entre la Celeste y Ghana en un círculo, en el medio del campo de juego. "Fueron los seis minutos más largos de mi vida", confesó Son tras el partido.

Pero al final, sin duda, sintió una de las emociones más bonitas de su carrera, tras las dos asistencias en la prórroga en la final de la Eurocopa de Asia-2018 ante Japón (2-1) que le dieron el título a Corea del Sur.

 

Suficiente para hacerle olvidar un comienzo de temporada errático en los Spurs, con tres goles y dos asistencias en trece partidos de la Liga Premier, de cuya última edición fue el máximo goleador junto a Mo Salah, con 23 goles. Enfrentarse a Brasil, uno de los grandes favoritos al título, es un gran honor para Son y sus compañeros de equipo, pero se encontrará con al menos una cara familiar.

- El más británico de los delanteros brasileños -

Autor de un doblete en la victoria 2-0 en el debut ante Serbia, donde marcó uno de los mejores goles del torneo, el emotivo Richarlison, esta vez, no se compadecerá.

Cuatro años después de su debut internacional, finalmente está cosechando los frutos de un trabajo paciente para consolidarse en una de las posiciones más competitivas del fútbol mundial: el centrodelantero de la 'Seleçao'.

Esperó hasta los 20 años para cruzar el Atlántico, donde muchos de sus compatriotas dan el salto nada más alcanzar la mayoría de edad.

Eligió una liga inglesa que, aparte de un puñado de excepciones como el volante Juninho Paulista en el Middlesbrough a fines de la década de 1990, generalmente se adapta mejor a los mediocampistas defensivos que a los atacantes.

Pero con sus cualidades atléticas de potencia, velocidad y frenada, no defrauda en la Premier.

Fue creciendo de a poco, firmando en Watford por 13 millones de euros en 2017, Everton por 58 millones de euros, incluidas las bonificaciones un año después, y Tottenham por más de 70 millones de euros el verano pasado.

Con su destacado gol ante Serbia demostró que, aunque no entretiene como Neymar o Vinicius Jr, la técnica y la inspiración, que son el ADN del fútbol brasileño, están muy presentes también en él.