Listin Diario Logo
02 de octubre 2022, actualizado a las 02:14 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 16 de agosto de 2022

TRIPLE TEAM

La importancia de llamarse Eulis

  • La importancia de llamarse Eulis
Alex Rodríguez
rodriguezalexandro@yahoo.es

Los Leones de Santo Domingo con un repunte en la segunda mitad del partido lograron coronarse por segunda temporada consecutiva en la Liga Nacional de Baloncesto.

Por segundo año seguido lo hacen con un entrenador que no comenzó en el puesto.
Esta vez le correspondió la tarea a Julio Duquela, quien sustituyó a Ruddy Martínez, el campeón del 2021 en lugar de Amaury Durán.

Mucho carácter fue el demostrado por el equipo rojo que también tuvo que superar una desventaja de 2-3 cuando, luego de que el equipo visitante saliera airoso en los primeros cuatro compromisos, los Indios de San Francisco de Macorís ganaron en casa en el quinto encuentro.

De forma increíble, tres de las cuatro victorias alcanzadas por los Leones en la final fueron en calidad de visitantes. Fueron unos verdaderos “Guerreros del Camino”.

Determinantes fueron las acciones de Juan Guerrero, aclamado como Jugador Más Valioso de la final por segundo año consecutivo, un verdadero “Oso” debajo de los tableros, el jugador más dominante en el básquet local en la actualidad.

Jaison Valdez, felizmente recuperado de sus operaciones en ambas rodillas, fue clave con sus penetraciones, su buena defensa y su intensidad.

Tras estar por debajo en la mayor parte de la serie, Eddy Polanco se destapó con importantes canastos en el partido decisivo.

Jugadores como Manuel Fortuna, Leandro Cabrera, José Fortuna, New Williams, Kelechi Ajukwa también aportaron en mayor o menor medida.

Pero si buscamos un jugador que hace la diferencia tenemos que apuntar a Eulis Báez.
Y su importancia trasciende sus números (21 puntos, 12 rebotes en el partido final).

Es el conocimiento del juego, la calma dentro y fuera de la cancha, los consejos a los compañeros, la jugada precisa en el momento correcto.

A los 40 años con su experiencia, su calidad, su capacidad, su formación, es un lujo tenerlo en la liga.

A veces con su accionar, recuerda al “Inmenso” Hugo Cabrera, otro portento estudioso del juego que siempre parecía que lo podía hacer todo... Y hacerlo bien.


Más en El Deporte