Listin Diario Logo
18 de mayo 2022, actualizado a las 12:14 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 22 de abril de 2022

CATAR

Vargas, sangre dominicana que fluirá en el Mundial de Fútbol

  • Vargas, sangre dominicana que fluirá en el Mundial de Fútbol

    Rubén Vargas Martínez es nacido en Luzern, Suiza de padre dominicano (Humberto Santiago Vargas), y la suiza Fabienne Della Giacoma.

Fausto Jiménez
Santo Domingo

En la nación sede del fútbol, la sangre dominicana engendra su primera criatura mundialista, con el mediocampista Rubén Vargas, quien expone su enorme talento con la selección de Suiza, que estará en el Mundial de Catar 2022, en un hito que también repercute en toda la región caribeña hispanoparlante.

Vargas asombró al mundo cuando hace dos años dio el salto a la Bundesliga alemana con el FC Augsburgo, gracias a un talento que le convierte en una pieza fundamental en la mediacancha, no solo en el plano de ataque, sino en los hilos tácticos.

Rubén Vargas Martínez, nacido en Luzern, Suiza de padre dominicano (Humberto Santiago Vargas), y la suiza Fabienne Della Giacoma lleva una carrera que puede trascender más en el plano internacional, a pesar de que 2021-22 no ha sido como se proyectaba, en gran parte porque ahora los defensores reconocen su alto perfil tanto del club como en la selección, y lo asedian igual que a un delantero nato.

El arribo de Vargas fue atípico, comenzando por sus primeros años como profesional, lo que ocurrió apenas con 18 años.

Cabe afirmar que sólo una lesión puede sacar de Catar a Vargas, tanto por su juego dinámico como el aporte que puede hacer en todos los flancos del juego suizo, sobresaliendo su aguda visión del campo.

Juega rol fundamental
Vargas, que puede jugar tanto lateral -izquierdo y derecho-, como de centro delantero, es un confeso matador, gracias a su olfato único para estar “en el lugar y momento precisos” del balón mortal de gol, con gran velocidad de piernas y cabeza fría, simbiosis que lo homologa con el histórico temido centro campista alemán Thomas Müller.

Su arribo al máximo nivel comenzó en los circuitos inferiores de la nación cantonal (2015), mostrando su barraje ofensivo, principalmente en Cuarta División del Luzern (17 goles en 25 partidos), por cuanto tan rápido como en mayo 2017 fue fichado por el club mayor.

Con el Augsburgo, el helvético-dominicano ha tenido 24 titularidades (27 partidos este curso), lo que habla muy elocuentemente de lo necesario que resulta en el esquema táctico y estratégico de la tropa que entrena Markus Weinzierl. 

Es cierto que apenas tiene 3 asistencias y un gol, pero viene de lidiar con lesiones que lo sacaron de juego en 15 partidos.

Y en la albirroja europea, su papel también adquiere mucho peso. El director técnico (Vladimir Petkovic) lo tiene como pieza importante, porque su alucinante velocidad desequilibra a la defensa rival, porque se constituye en pieza de enlace de los ataques.

A nivel de selección, Vargas ha tenido mucho mejor coeficiente ofensivo, con cuatro goles y asistencia en 23 presentaciones.

Se espera que a plenitud de condiciones físicas, Vargas pueda tener mayor protagonismo en el Mundial en una Suiza menos exigente como contingente de segundo nivel, porque algo que sí  ha demostrado es arrojo al arco. Pero no las tendrá fáciles: enfrentar a Brasil, Camerún y Serbia será un desquiciante reto para el polivalente mediocampista.