Listin Diario Logo
07 de febrero 2023, actualizado a las 09:28 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 01 de abril de 2022

PRESENCIA DOMINICANA

Privilegio Cuestionado

  • Privilegio Cuestionado
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com Twitter:@pinacampora

El senador Bernie Sanders, representante de Vermont en el Senado de los Estados Unidos ha introducido en esa cámara un proyecto de ley para eliminar la excepción de aplicar la ley contra el monopolio al béisbol de las Grandes Ligas. 

Esa ley, existente desde 1890, de alguna manera fue creada para contribuir en la humanización del capitalismo como sistema.

Conocida como ley Sherman, apellido del legislador que la introdujo en el congreso norteamericano, está fundamentada en evitar que los monopolios afecten el comercio interestatal de esa nación y su principal objetivo es proteger al consumidor. 

El béisbol tiene ese privilegio gracias a una sentencia de la Suprema Corte de Justicia de 1922, que consideró la actividad como exclusivamente estatal; un negocio puramente dentro de su propio Estado.

Hoy este veredicto luce desfazado, pero permitió que desde entonces las Grandes Ligas se desarrollaran sin competencia.

Sin embargo, hay leyes intangibles que rigen en los sistemas donde se ejerce el libre comercio que regulan con mayor severidad estos asuntos; surgen por las decisiones que toma el consumidor.

Los demás deportes de equipo de alta competencia en los Estados Unidos, como son el fútbol, el baloncesto y el hockey nunca les ha surgido una competencia seria que los desafíe, aún sin tener el privilegio del que goza el béisbol. 

Dicen que el camino del infierno está lleno de buenas intenciones. Sanders debe poner especial cuidado que su iniciativa no se convierta en lo contrario que aspira.

Hasta ahora las Grandes Ligas han funcionado expandiéndose continuamente a diferentes ciudades, no todas de similar rentabilidad, obligando que las franquicias de grandes mercados acepten repartir en partes iguales con los menos ricos, los enormes ingresos generados por los derechos que pagan los medios digitales modernos para la transmisión de los juegos.

Esas acaudaladas franquicias se mantienen dentro del sistema por la protección a la exclusividad que otorga la ley antimonopolio, pero a la hora que esta no exista pueden decidir poner tienda aparte y crear una súper liga usando sus extensos recursos para contratar el mejor talento disponible. 

Eso lo planteó públicamente hace años la fiera empresarial que fue George Steinbrenner. Refrescar esas ideas es saludable