Listin Diario Logo
06 de diciembre 2021, actualizado a las 10:19 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 08 de octubre de 2021

MUJERES DE GRANDES LIGAS

De momento

  • De momento
Carolina Cruz de Martínez

Los atletas siempre están expuestos a muchas emociones encontradas; emociones que llegan de manera abrupta, sorpresiva, sin pedir permiso ni perdón pues son parte del proceso de su profesión. Emociones intensas que suceden en el calor de un juego, de un terreno, en la amargura de una derrota o en la euforia de una victoria; en una llamada para anunciar un nuevo cambio, un ‘release’ o un nacimiento de un hijo. Todas llegan de momento y a cualquier puede causar un gran furor, ya sea de gran júbilo o de gran depresión.

El atleta debe tener muy buena cabeza para saber manejar con dirección su alma, mente y cuerpo y no dejarse llevar por lo que venga de momento. De momento un atleta puede perder la cabeza y hacer un movimiento que lo lastime y lo hiera, de momento puede sentir la emoción de darse un gustazo sin contemplar el nivel de trancazo que eso puede generar. De momento el atleta puede darle rienda suelta a la euforia de su firma y adquirir cosas de manera precipitada sin planificar lo que es prioridad, y de momento el atleta puede ejecutar una decisión que lamentará cuando se sienta a pensar.

El atleta debe aprender a practicar el arte de la frialdad para poderse administrar. El deporte es una profesión que está netamente conectada a altas y bajas, luces y sombras, victorias y derrotas, luz y oscuridad; es una profesión que al que llega al sitial más alto puede marear, y atrofiar al que no logra descollar. En ambos extremos en un peligro sino se sabe manejar la emoción del momento pues es imposible negar lo que el deporte puede generar.

De momento son muchas las bendiciones que se pueden desatar, pero también las maldiciones que se pueden provocar. No hay necesidad de esta última si se sabe dominar la emoción y no viceversa. Es mejor pasar por pasivo, palomo, pariguayo y lento, y no dejarse provocar para “demostrar” ser rápido y un matatan cuando esto viene a desgraciar.

Aun el necio, cuando calla, es contado por sabio; El que cierra sus labios es entendido.”

Proverbios 17:28