Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 12:31 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 10 de julio de 2021

PRESENCIA DOMINICANA

Raíces Hispanas (y 4)

  • Raíces Hispanas (y 4)
Tony Piña Cámpora
tonypinacampora@gmail.com twitter:@pinacampora

No abundan receptores afroamericanos en las grandes ligas. Actualmente predominan los hispanos, sobre todo provenientes de Puerto Rico y Venezuela. Hoy, ningún afroamericano es regular de esta posición en algún equipo. 

Al Salón de la Fama han sido seleccionados por la Asociación de escritores de béisbol de América un cátcher y tres lanzadores, tanto hispanos como afroamericanos. El receptor afroamericano es Roy Campanella y el hispano Iván Rodríguez. Con credenciales entre los activos para ingresar al recinto sobresale Yadier Molina. Los tres lanzadores afroamericanos en Cooperstown son Bob Gibson, Fergunson Jenkis y el relevista Lee Smith. Los hispanos: Juan Marichal, Pedro Martínez y el también relevo Mariano Rivera. 

Ese escenario enseña que a partir de 1947, cuando se rompió la barrera racial, hay un equilibrio en ese sentido entre esas dos culturas que penetraron a plenitud las ligas mayores. Sin embargo, en términos generales el número de afroamericanos electos es mucho mayor; Derek Jeter en 2020 se convirtió en el número 29 que alcanza el honor, mientras Rivera y Edgar Martínez fueron en 2019 los hispanos once y doce en lograrlo. 

No obstante lo que ha estado ocurriendo en las últimas veinte temporadas es muy significativo. A partir del 2001 se han otorgado cuarenta premios de Jugador Más Valioso y el mismo número de Cy Young al mejor lanzador. En el primer caso siete hispanos han obtenido doce galardones en este periodo, mientras cinco afroamericanos lo alcanzaron en ocho ocasiones. En el segundo caso, CC Sabathia ganó el Cy Young en 2007 y David Price en 2012, mientras Johan Santana como hispano lo  obtenía 2004 y 2006, Bartolo Colón en 2005 y Félix Hernández en 2010. De hecho, en lideratos de pitcheo tan importantes como el Promedio de Carreras Limpias y el WHIP un hispano ha obtenido el liderato nueve veces en uno de los dos circuitos en el primer caso, y en ocho en el segundo; mientras solo Price en el señalado 2012 y en 2015 ganó la corona de PCL y ningún afroamericano ha podido, en el lapso indicado, conseguir un liderato de WHIP. 

Ese examen genera una conclusión: mientras el hispano aumenta su impacto en grandes ligas el afroamericano lo disminuye.