Listin Diario Logo
27 de enero 2022, actualizado a las 01:23 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte lunes, 28 de junio de 2021

COPA AMÉRICA

Perú y Ecuador clasifican a los cuartos de final

  • Perú y Ecuador clasifican a los cuartos de final

    André Carrillo, de Perú, festeja luego de anotar el tanto del triunfo sobre Venezuela en un partido de la Copa América.

AP
Brasilia

Perú se sobrepuso a la ausencia de su goleador histórico y a una goleada en el debut que auguraba lo peor para quedar entre los ocho mejores de la Copa América.

La Blanquirroja, última subcampeona, selló la clasificación a los cuartos de final al vencer el domingo 1-0 a Venezuela, resultado que además le permite evitar en la próxima instancia a la Argentina de Lionel Messi.

El único tanto del encuentro fue convertido por André Carrillo a los 48 minutos en el estadio Nacional Mané Garrincha de Brasilia.

Perú finalizó segundo del Grupo B con siete puntos, tres menos que el líder Brasil. Colombia quedó tercera con cuatro puntos, uno más que Ecuador. Venezuela se despidió con dos unidades.

El equipo de Ricardo Gareca había llegado al certamen envuelto en una crisis por malos resultados en las eliminatorias para el Mundial 2022 y la baja de su goleador histórico Paolo Guerrero por lesión. Y en el debut, Brasil lo goleó 4-0.

“Perú se fue superando con el correr de los partidos, nos tocaron equipos muy intensos y con poco tiempo de recuperación. Le doy mucha importancia a eso. Fueron muy difíciles esos partidos, sobreponerse a distintas adversidades y lograr una clasificación justa habla a las claras de la fortaleza que tiene la selección”, valoró Gareca.

Calmo en la adversidad, el estratega argentino mantuvo la misma moderación de cara al futuro: “Estamos en un proceso de ir paso a paso, tenemos que ver quién nos va a tocar y no ir más allá, el nivel de competencia es muy alto. Ahora lo más importante es prepararnos de la mejor manera”.

Con mucho de fortuna, aprovechó un tiro de esquina para tomar la ventaja. Tras el lanzamiento, la pelota rebotó en dos jugadores venezolanos y cayó a los pies de Carrillo, que ajustició al arquero Wuilker Faríñez.

Hasta ese momento, las ocasiones más claras habían sido para Venezuela, que era el más obligado de los dos puesto que necesitaba una victoria para clasificar, en vista de que Ecuador rescató en forma simultánea un empate ante Brasil.

A los 13 minutos Jefferson Savarino, uno de los titulares que reaparecieron tras el brote de coronavirus que diezmó el plantel antes de la Copa América, lanzó un fuerte derechazo desde fuera del área que sacó con esfuerzo el arquero peruano Pedro Gallese.

Minutos después el extremo del Atlético Mineiro probó otra vez a Gallese, que dio rebote y la pelota le quedó servida al delantero Sergio Córdova, quien cabeceó desviado sin marca a la vista y con el arco a disposición.

Perú, que luego del fallido debut se recuperó con una victoria sobre Colombia y un empate ante Ecuador, se encontró con la ventaja apenas iniciado el complemento y la defendió con la pelota en su poder, tratando de mantener al rival lo más lejos posible de su valla.

Los ingresos de Josef Martínez y Jefferson Soteldo, las dos figuras de Venezuela que no habían podido jugar por COVID y lesión, respectivamente, no alcanzaron para evitar la eliminación.

“Hicieron un trabajo fantástico en función de las limitaciones que tuvimos”, destacó el técnico de Venezuela, el portugués José Peseiro, al recordar las dificultades que tuvo para conformar el plantel entre lesiones y COVID. “Muchos jugadores nunca habían jugado en la Vinotinto, demostraron que tienen capacidad para estar en el futuro”.

Ecuador 1, Brasil 1

GOIANIA, Brasil (AP) — Un Ecuador que había merecido más suerte en sus tres partidos anteriores la encontró al fin el domingo, ante un anfitrión con elenco alterno, para clasificarse a los cuartos de final de la Copa América.

Ángel Mena marcó en el segundo tiempo el gol con el cual la selección ecuatoriana rescató un inesperado empate 1-1 ante Brasil, que jugó sin Neymar y perdió su foja perfecta en el torneo.

Éder Militão puso en ventaja a los anfitriones mediante un salto descomunal a los 37 minutos, pero Mena igualó por medio de un derechazo a los 53.

“Quería clasificar porque se lo merecían, porque habían jugado buenos partidos”, comentó el técnico Gustavo Alfaro en referencia a sus jugadores. “Quiero felicitar a los jugadores por esta conquista, es mérito de ellos... Me saco el sombrero con estos muchachos, tienen una valentía a prueba de lo que sea”.

Brasil llegó al encuentro en el Estádio Pedro Ludovico Teixeira ya con la certeza de avanzar a los cuartos de final como primero de la llave. En esas condiciones, prescindió de su astro principal, que había disputado todos los minutos del certamen.

La Canarinha cerró con 10 puntos. Perú, que en un partido simultáneo superó 1-0 a Venezuela, avanzó como segundo del Grupo B con siete unidades.

“Ahora tenemos que descansar, recuperarnos bien y concentrarnos en cada una de las finales que tendremos que disputar en los próximos días”, dio el centrocampista brasileño Lucas Paquetá. “Necesitamos todos nuestros poderes para ganar esto”.

Estaba clasificada ya Colombia, que descansó en la última fecha y se quedó con cuatro puntos, uno más que la selección ecuatoriana. La Vinotinto hace maletas para volver, como única eliminada de la llave, con dos unidades.

Durante largos minutos, pareció que Ecuador sería el equipo que quedaría fuera. Su capacidad generadora de jugadas se limitó desde los 17 minutos, cuando Moisés Caicedo debió abandonar la cancha. El mediocampista del Brighton se lastimó tras un duro choque con Gabriel Barbosa “Gabigol”.

La selección ecuatoriana había perdido la víspera al también volante Damián Díaz, quien contrajo COVID-19.

Fueron los dirigidos por Tite quienes contaron con las mejores oportunidades en el primer tiempo. El arquero Hernán Galíndez aportó buenas intervenciones en un remate de “Gabigol” y otro de Paquetá.

La única oportunidad de Ecuador en esa mitad llegó en un disparo de Enner Valencia desde medio campo, que se fue por encima del arco de Alisson.

Poco después, Everton ejecutó un tiro libre hacia el área, donde Militão realizó un gran salto para cabecear cruzado. El balón pasó por encima de Galíndez y entró pegado a segundo poste.

Sin ajustes por parte del argentino Alfaro para el comienzo del complemento, una jugada fortuita dio a la Tri la igualdad. Tras un saque de esquina vinieron cuatro cabezazos que elevaron el balón, el cual cayó finalmente a los pies de Mena.

El atacante del León de México quedó frente a Alisson y lo venció con un potente derechazo.

Brasil intentó apretar en el último cuarto del encuentro, con el ingreso de Vinícius Júnior, quien se colocó junto al segundo palo para realizar un remate que salió apenas por un costado.

Consciente de que el empate le daba el pasaje al combinarse con la derrota venezolana, el equipo de Alfaro se concentró en resistir. No aparecieron esta vez las desatenciones que le habían hecho a Ecuador dilapidar la ventaja en sus dos partidos anteriores —empates ante Venezuela y Perú por idénticos marcadores de 2-2.

“En los tres partidos anteriores habíamos merecido más, y teníamos que terminar cerrándolos, y por eso me alegro mucho por los muchachos, porque creyeron, porque fueron fuertes para no caerse en los momentos de la adversidad”, opinó Alfaro.

La selección ecuatoriana tuvo incluso una opción para llevarse el triunfo, pero Leonardo Campana no pudo alcanzar un centro.

Al final del encuentro, Alfaro y Tite se fundieron en un afectuoso abrazo. La transmisión televisiva alcanzó a captar una petición que hizo el argentino a su colega.

“Siga luchando porque esto es suyo y va a terminar siendo campeón del mundo, acuérdese de lo que le digo, pelee contra esto. Usted dignifica esto, por favor, se lo pido por favor”, le dijo.

Antes del torneo, distintas versiones de prensa pusieron en duda la continuidad del estratega brasileño quien apoyó las expresiones de descontento de sus jugadores por la realización de la Copa América en Brasil, en medio de niveles alarmantes de contagio de coronavirus.