Listin Diario Logo
22 de enero 2022, actualizado a las 05:13 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 27 de marzo de 2021

TRIBUNA ABIERTA

TRIBUTO A SIMÓN ALFONSO PEMBERETON

  • TRIBUTO A SIMÓN ALFONSO PEMBERETON

    Simón Alfonso Pemberrton

Luis Scheker Ortiz

Ha  muerto Simón Alfonso Pemberton. Tras  su partida  deja una dolorosa aflicción, pero también  gratos recuerdos que lo inmortalizan.   El Mago,  fuera  conocido  quizás por la magia embrujadora de su voz  cada vez que empuñaba el micrófono para narrar la secuencia de las carreras de caballo en el antiguo  hipódromo Perla Antillana,  manteniendo en suspenso a la afición hípica pendiente de su nítida narración que  perseguía y comentaba cada detalle o suceso identificado caballo y  jinete, lejano que estuviera de la escena   y como esa voz se imponía y se tronaba universal al abrirse la gatera “A correr fanáticos “ y al pasar por la “curvita de la Paraguay” y  llegando  a la recta final viendo el  tropel de caballos cada vez mas reducido por  la disputa  del primer, segundo y tercer lugar (la tripleta)   se ahogaba con  un grito, “No puedo más, no puedo más”… mientras que la afición,  abandonando  su asiento, de pie,  aplaudía extasiado, sus ojos fijos en su caballo elegido y sus oídos atentos a la narración del Mago Pemberton que estremecía el hipódromo  cuando la egregia figura del Generalísimo aparecía en su palco con sus amigos , amante él más de los caballos, que de sus supuestos  amigos.

Pero creo yo que la afición criolla por el hipismo  nunca mostró mayor entusiasmo  que cuando  el industrial Benigno Pérez Martínez llevar a la pista a una soberbia potranca argentina llamada Dicayagua   un verdadero  chongo a corta distancia,  saliendo  siempre retrasada de la gatera,  pero  a larga distancia  había que verle  su  rebase  espectacular y ya arribando a la recta final,  cabeza con cabeza, como diría Gardel,  era invencible,  algo insólito  e impensable que el Jefe, con su fino olfato político pudo notar que cada vez que uno de sus caballos o de Ramfis, que  además de polista, tenía su propia cuadra “Haronid”, nombre extrovertido de quien sabe que mujer,  corría contra Dicayagua,  la fanaticada enardecido ostensiblemente inclinaba su simpatía por  Dicayagua decidiendo Trujillo comprar la potranca, que don Benigno actuando con prudencia, para no negarse  la dedicó a reproducción , separándola dela pista, inspirando laureado Poeta Nacional Don Pedro Mir,  luchador anti trujillista en el exilio dedicar un poema  al “El Potro Gris.”

Agotada su exitosa jornada de más de 50 años como narrador deportivo,  Simón Alfonso se convirtió en una leyenda. La Comision Hípica Nacional, tuvo el acierto y la fortuna de exaltarlo como el “Primer dominicano en la historia del hipismo”  y  propuso dedicar  un monumento a su nombre en el moderno hipódromo  de Santo Domingo Este.  Se preguntan algunos ¿Por qué el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano no exalta  a Alfonso Pemberton, como Propulsor del hipismo? Y viene la Respuesta: La Directiva del Pabellón, desde su fundación, ha seguido una lógica que no siempre ha aplicado: Considera que las carreras de caballos igual que las carreras automovilísticas  que atraen mucho público y tienen excelentes conductores, no son deportes olímpicos como considera  el  Comité Olímpico Internacional (COI) y por ende  el Comité Olímpico local. Pero el Pabellón no pertenece a esa institución;  y tiene como  inmortales del deporte jugadores de billar, de ajedrez, de boliche,  de golf, no olímpicos, valga la observación. Durante mi gestión como Presidente del Pabellón de la Fama le pedí al amigo  Simón Alfonso  que animara el próximo Ceremonial de Exaltación. Ese día subió al  escenario y desde allí escenifico una narración  hípica como el solo sabe hacerlo que arrobó al público, haciéndose dueño de su corazón. Porque así de carismático  y querido era y seguirá siendo siempre “El Mago Pemberton.” Por sus méritos ciudadanos y deportivo su exaltación la  creo más que merecida.