Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 04:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 25 de febrero de 2021

MUJERES DE GRANDES LIGAS

"CUSTODIAS"

  • "CUSTODIAS"
CAROLINA CRUZ DE MARTÍNEZ

La tarea de ser responsable con lo que Dios nos encomienda requiere mucho enfoque. El tener cosas por tener no aprovecha. Tenemos que empeñarnos en administrar cada cosa que se nos entrega, sobre todo la vida de las personas.

Muchos de nosotros somos responsables de custodiar a otros. La custodia se trata de la acción y efecto de custodiar (guardar con cuidado y vigilancia). En el desarrollo deportivo de un joven atleta hay muchos custodias que juegan roles importantes pero el principal debe ser los padres. Papá y mamá están para vigilar el desarrollo integral e innegociable de su atleta para evitar que ese deportista sea lacerado sin necesidad.

El custodia nunca debe negociar el bienestar de aquel a quien cuida por beneficio o conveniencia personal y el qué tal hace rompe un código inviolable de su compromiso. Lamentablemente la comercialización del deporte, sobre todo del béisbol, ha seducido a muchos custodias a olvidarse de su misión principal y claudicar en su asignación de  protección. Muchos padres no están ejerciendo el juicio y el criterio respecto a guardar la integridad física y emocional de un pequeño que a sus 10,11,12 años no entiende el riesgo de trabajar antes de madurar; de reemplazar su educación escolar por un sueño aún por realizar; de recibir químicos y estupefacientes, antes que una buena alimentación y nutrición. Muchos custodias están fallando y han sido cegados por la atracción de la ambición.

Jugar por diversión, honor, salud, orgullo, pasión, competencia, coordinación, es lo puro, lo básico, lo orgánico; es la razón por la que el beisbol ha sido y es nuestro deporte rey. Pero el curso que está tomando el negocio del diamante, lo soez de los trueques sin pudor, la competencia desleal y la doble moral de grupos de poder que se hacen de la vista gorda para no encarar la realidad ha desvirtuado la pureza del porque jugar.

Papa y mama, no negocien lo fundamental de la vida de sus pequeños atletas por nada material. Ustedes darán cuenta a un Dios que nos da salida, sabiduría y alertas para no fallar en la encomiable misión de custodiar.

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.” Gál 6:7