Listin Diario Logo
17 de abril 2021, actualizado a las 09:25 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 25 de diciembre de 2020

Clamor por justicia

  • Clamor por justicia
Mario Emilio Guerrero
megkrantz@hotmail.com | Tweeter: @megkrantz

Ayer se cumplió un año del trágico fallecimiento del profesor Bienvenido Peguero y es la fecha en que no se han esclarecido las circunstancias del incidente en que perdió la vida. De acuerdo con versiones de testigos, Peguero viajaba como pasajero en una motocicleta, la cual fue impactada por detrás por una yipeta Chevrolet Tahoe, que, tras producirse el hecho, emprendió la huida sin que hasta ahora haya sido identificada. En el lugar donde se produjo el atropello, en la autopista Las Américas, específicamente debajo del puente Juan Carlos I, hay instaladas cámaras de video que pudieron haber grabado lo sucedido para saber qué ocurrió. La familia del joven motoconchista que transportaba a Peguero, quien sufrió heridas que lo mantuvieron interno por alrededor de un mes, puso de inmediato una denuncia en la fiscalía para que el Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 entregara las grabaciones, pero esta institución se ha negado a facilitarlas sin ofrecer razones convincentes para ello. Los familiares de ambas víctimas, sobre todo Keily, la hija de Bienvenido, se han quedado esperando en vano a que se haga una investigación a fondo y que el responsable pague por sus acciones. 

Hoy también me voy a referir a la angustiosa situación por la que atraviesa el entrenador de tenis Yoel Morillo, quien se encuentra preso desde octubre del pasado año, por lo que parece ser una confusión de identidad. Está acusado de hechos delictivos, específicamente de asaltar en la autopista 6 de Noviembre a unos diplomáticos haitianos, que, de acuerdo con los testimonios de personas que le conocen y avalan su buen comportamiento, no pudo cometer por cuestión de ubicuidad y tiempo. El juicio de Morillo ha sido reenviado en numerosas ocasiones, la última vez el pasado martes, por los más disimiles motivos, porque la parte acusatoria no se presentó debido a que no fue notificada, porque el Ministerio Público cambió de abogado o porque el imputado no fue llevado a la corte.  En fin, que Morillo sigue encarcelado y no terminan de procesarlo. Es una lástima que la vida de un profesional joven se desperdicie de esta manera. Hago un llamado al Ministerio Público para que ambos asuntos se aclaren lo antes posible. No se le puede seguir negando justicia a esta gente humilde.