Listin Diario Logo
21 de noviembre 2020, actualizado a las 12:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 06 de octubre de 2020

Caso de Cristiano por presunta violación se acerca a juicio

LA JUEZA FEDERAL DE DISTRITO SE MOSTRÓ DISPUESTA A ESCUCHAR LOS ARGUMENTOS Y A DECIDIR SI KAHRYN MAYORGA ESTABA EN CONDICIONES MENTALES APTAS PARA SUSCRIBIR UN ACUERDO

  • Caso de Cristiano por presunta violación se acerca a juicio

    Foto de Cristiano Ronaldo. Fuente: Goal.

Ken Ritter/AP
Las Vegas, Estados Unidos

La disputa legal entre Cristiano Ronaldo y la mujer que lo acusa de violarla en una suite de Las Vegas hace más de 10 años se acerca a un proceso ante una jueza federal en el estado de Nevada.

No se fijó de inmediato una fecha para el juicio. Sin embargo, la jueza federal de distrito Jennifer Dorsey se mostró dispuesta a escuchar los argumentos y a decidir si Kahryn Mayorga estaba en condiciones mentales aptas para suscribir un acuerdo con los representantes del astro del fútbol internacional.

Mediante ese arreglo, la mujer guardaría silencio sobre el caso a cambio de que se le pagaran 375,000 dólares.

Peter Christiansen, abogado del astro portugués de la Juventus, se negó a emitir comentarios el martes.

Los abogados de Mayorga, encabezados por Leslie Mark Stovall, no respondieron de inmediato a un correo electrónico ni a los mensajes telefónicos que se les enviaron para solicitar su postura sobre el fallo emitido por la jueza el 30 de septiembre.

Dorsey escribió que una corte debería decidir si Mayorga “carecía de la capacidad mental” para firmar un arreglo de confidencialidad con los representantes de Cristiano, de 35 años, y “si hubo alguna vez cualquier acuerdo entre las partes”.

No quedó claro de inmediato si Cristiano o Mayorga tendrán que comparecer personalmente en la corte cuando se realice el juicio.

Normalmente, The Associated Press no identifica por su nombre a las personas que se dicen víctimas de agresiones sexuales. Pero en octubre de 2018, después de presentar su demanda contra el futbolista, Mayorga dio mediante sus abogados el consentimiento para que se mencionara públicamente su nombre.

Dorsey dio como plazo hasta finales de noviembre para que ambas partes acuerden un plan para el juicio.

Christiansen podría presentar un recurso para impugnar el fallo emitido por Dorsey ante la Corte de Apelaciones del 9no Circuito Federal. Se negó a decir si lo hará.

El fallo representa un revés para los abogados de Cristiano, quienes hasta ahora han mantenido en secreto los detalles del arreglo de 2010.

El caso volvería ahora a una corte pública, donde se ventilarían preguntas que el magistrado federal Daniel Albregts consideró que debían permanecer en privado mediante una determinación anunciada en febrero.

Los fallos de los jueces federales de distrito pueden invalidar aquellos emitidos por los magistrados, quienes se encargan de la presentación de documentos ante las cortes y de recibir los argumentos previos al juicio.

Mayorga se desempeñó como profesora y modelo. Reside en el área de Las Vegas y afirma en su demanda que Cristiano o sus colaboradores violaron el acuerdo de confidencialidad al permitir que ciertos reportes sobre éste aparecieran en publicaciones europeas en 2017. Busca obtener al menos otros 200,000 dólares de parte de Cristiano.

Los abogados del jugador sostienen que los reportes de prensa se basaron en datos electrónicos robados y vendidos por ciberdelincuentes. Añaden que los documentos fueron alterados y se quejan de que la demanda de Mayorga daña la reputación de Cristiano.

Mayorga dice que conoció a Cristiano dentro de un club nocturno en 2009, y acudió con él y otras personas a la suite de hotel del futbolista.

Según la demanda, Cristiano agredió a Mayorga en una alcoba. El deportista tenía entonces 25 años, mientras que Mayorga tenía 24.

Mediante sus abogados, Cristiano ha dicho que las relaciones sexuales fueron consensuadas.

Stovall afirma que Mayorga sufrió discapacidades de aprendizaje cuando era niña, fue presionada por los representantes de Cristiano y carecía de la capacidad legal para firmar un acuerdo de confidencialidad.