Listin Diario Logo
10 de agosto 2020, actualizado a las 12:04 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte miércoles, 17 de junio de 2020

TENIS

Venus llega a 40 años sin pensar en el retiro

  • Venus llega a 40 años sin pensar en el retiro

    Venus Williams se aferra a su pasión por jugar al tenis sin pensar en el retiro.

AFP
Los Angeles

En 1994, cuando iba a dis­putar su primer torneo profesional a los 14 años en Oakland (California), los Rolling Stones dieron un concierto en un estadio cercano.

Hoy Venus Williams, que cumplirá 40 años el miércoles, continúa, como las leyendas del rock, afe­rrada a su pasión sin pen­sar aún en la retirada.

Esta figura del tenis es­tadounidense celebra su cumpleaños con la tempo­rada de tenis suspendida en medio de la crisis pro­vocada por el coronavirus, que ha sacudido el calen­dario del tenis y el resto de deportes.

Pese al parón y a unos últimos años vacíos de tí­tulos -su última victoria in­dividual fue en Taiwan en 2016 - la ex número uno del mundo no quiere po­ner aún el broche final a su carrera, en la que ha con­quistado siete títulos de Grand Slam, cuatro meda­llas de oro olímpicas y do­cenas de otros torneos.

“Siempre debes tener sueños, y yo los sigo te­niendo”, recalcó Williams en una entrevista publica­da en el sitio web Tennis Majors a principios de este mes.

La tenista todavía aspi­ra a conquistar los Abiertos de Francia (Roland Garros) y Australia, los dos Grand Slam que le han sido esqui­vos en su carrera.

“Me gustaría ganar Ro­land Garros. No estuve tan lejos de hacerlo. Lo mismo ocurre con el Abierto de Australia, tuve mala suer­te”, recuerda Williams. La primera de esas dos fina­les perdidas por Williams en Australia, la de 2003, fue en un duelo con su hermana menor Serena, la gran dominadora del tenis femenino en este si­glo.

Mientras veía como Serena acumulaba has­ta 23 Grand Slam, Venus no ha podido levantar un trofeo de los grandes desde Wimbledon en 2008.

TRAYECTORIA
Episodios.

Su educación en el subur­bio de Compton en Los Ángeles, donde fue asesi­nada otra de sus herma­nas; la rivalidad con Sere­na y el regreso exitoso tras de ser diagnosticada con el síndrome de Sjögren, una enfermedad autoin­mune con dolor en las ar­ticulaciones y fatiga.