Listin Diario Logo
13 de julio 2020, actualizado a las 01:50 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 28 de mayo de 2020

CASO

La Viuda de Halladay revela detalles desgarradores de su adicción

  • La Viuda de Halladay revela detalles desgarradores de su adicción

    Brandy, la viuda de Roy Halladay reveló algunos detalles desgarradores sobre los problemas de drogas de su esposo

AP
FILADELFIA

En el montículo, Roy Halladay fue un gran jugador de todos, un lanzador del Salón de la Fama y ocho veces All-Star, uno de los mejores de su era.

Fuera del campo, su vida fue mucho más desafiante, una lucha contra una adicción a los opioides, lidiando con el centro de atención que prefería evitar y haciendo todo lo posible para enorgullecer a las personas cercanas.

El verdadero Roy Halladay se revela en la última edición de la serie documental de ESPN. En "Imperfecto: la historia de Roy Halladay", su familia habla sobre el lado del as derecho que pocos conocían, desde su dependencia química hasta el miedo al fracaso y el trágico accidente aéreo que le quitó la vida.

"Tenía un demonio que tenía un fuerte control sobre él", dijo Steve Trax, el asesor financiero de la familia que se convertiría en un amigo cercano.

Halladay fue dos veces a un centro de rehabilitación, una vez como miembro de los Filis, y el 7 de noviembre de 2017 murió después de estrellarse su avión ICON A5 frente al Golfo de México.

En enero de 2018, se reveló que tenía una serie de medicamentos en su sistema en ese momento: un relajante muscular, un opioide, un auxiliar para dormir, morfina y un antidepresivo.

ESPN entrevistó a cuatro patólogos forenses y acordaron que es probable que Halladay se haya visto afectado de alguna forma ese día. Sin embargo, no está claro por cuánto.Su esposa Brandy podía sentir que tenía un problema de dependencia mucho antes de que se convirtiera en un lanzador estrella.

Era una señal temprana de problemas que burbujeaban debajo de la superficie. Una selección de primera ronda de los Azulejos (17º general) en el draft de 1995, Halladay llegó a las grandes ligas en 1998. Pero no logró alcanzar las altas expectativas establecidas para él, y para el año 2000, estaba fallando.

"Saltaría por la ventana, pero con mi suerte solo me rompería la pierna y todavía tendría que ir al campo mañana", dijo una noche mientras estaba sentado en su apartamento del tercer piso esa primavera.

Se convirtió en un lanzador dominante, ganando 170 juegos en las Grandes Ligas de 2002-11, mientras que logró 63 juegos completos y 18 blanqueadas.

Aún así, no estaba viviendo la vida perfecta. Necesitaba sedantes para dormir y a menudo vomitaba antes de comenzar. Se enfrentó a la ansiedad, haciendo que su papel como figura pública fuera mucho más difícil. No fue más fácil después de firmar un contrato de tres años y US$ 60 millones con los Filis.

Ella quería que él renunciara al béisbol. El se resistió.

"En su mente, tenía que seguir jugando sin importar lo que se hiciera físicamente", dijo Brandy.

Comenzó a tomar píldoras recetadas con opioides en la primavera de 2012, mientras luchaba contra los problemas del hombro relacionados con fracturas por estrés en la parte baja de la espalda y un disco erosionado en la columna vertebral, y se enganchó. Después de la temporada 2012, el problema se hizo evidente.

Después de la temporada 2013, se retiró. Pero cuatro años después, perdería la vida. Su obsesión por continuar lanzando y las drogas que lo ayudaron a permanecer en el montículo pueden haber contribuido a ese final desgarrador.