Listin Diario Logo
10 de diciembre 2019, actualizado a las 10:37 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 29 de octubre de 2019

PRIMER ROUND

“Abejón” Fortuna Vs. “Oro” Díaz, la pelea que hace falta

  • “Abejón” Fortuna Vs. “Oro” Díaz, la pelea que hace falta
Yoel Adames F.
blog.listindiario.com

Al boxeo dominicano le hace falta una gran pelea para sacudirse del marasmo que dejan las interminables peleas clandestinas y las enlatadas que presentan a los ricos en los hoteles, desniveladas; esta última actividad no es penalizada, es legal y en muchas ocasiones se han presentado buenas confrontaciones en escenarios turísticos, pero se ha desnaturalizado esa práctica que solo era utilizada por la falta de una casa propia y grande para el boxeo. Hasta 1996.

El gran y respetable público de los barrios no puede ir a esos shows, los hoteles no son su hábitat, y no quiero repetir tanto mi queja de que en esos lugares no pueden pagar siquiera una botellita de agua, porque en vez de 15 ó 20 le vale 100 pesos y a veces más, ¡no pueden siquiera tomar agua!, algo lastimoso.

El buen boxeo debe regresar al coliseo Teo Cruz ¡con pobres y ricos!, ahí hay asientos para todos, al que le toque VIP, Ring side o gradería que pague lo justo y el universo del boxeo disfrutará como en aquellos tiempos de Ceja-Hidalgo, Medina-Montilla, Espinal-Jiménez, Cocoa-Vilomar, Ceja-Moreno, Pecho-Indio, Pecho-Moreno, Solano-Sánchez, Mao-Buey, Chinito Vs. Maravilla, Caña Seca-Victoriano, Joan Vs. Ávila. Ahora es tiempo del ¡Abejón Vs. Oro Díaz! si quieren que este deporte sobreviva en los próximos cinco años. ¿Cuál es el miedo?, con esa pelea ganamos todos, pues hasta ellos cobrarían más que lo que están recibiendo en estos momentos de sus carreras...

JOAN VS. MERMELADA: En una ocasión plantee lo mismo, pero aquí no hay promotores y ese no es mi rol. Sugerí que lo único que reviviría el boxeo local para entonces era un choque entre los ya “desechos” internacionales Joan Guzmán y Víctor -Mermelada- Cayó. ¡Leyeron Listín y huyeron en vías contrarias hasta hoy! Y perdimos todos.