Listin Diario Logo
18 de septiembre 2019, actualizado a las 07:40 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte sábado, 24 de agosto de 2019

FÚTBOL

Mariano Díaz, un bombardero condenado al ostracismo

  • Mariano Díaz, un bombardero condenado al ostracismo

    Mariano Díaz vive un momento crucial en su soñado Real Madrid.

Fausto Jiménez
(Especial para Listín Diario)
Santo Domingo, RD

Su ensordecedor éxito, hoy es un sacrilegio. Hace dos años irrumpió en La Liga el talentoso atacante Mariano Díaz Mejía, quien llevó su estruendo goleador a los primeros planos mundiales, cuando pudo mostrar de quién se trataba el protegido del reputado técnico Zinedine Zidane.

El hispano-dominicano (su madre emigró de República Dominicana) consiguió tanto ruido con su prodigioso talento goleador en las inferiores del Real Madrid, que su ex entrenador -también lo fue en el Castilla- lo aupó “a sangre y fuego” en la tropa blanca cuando allí no creyeron que fuese cierta “tanta belleza” en un solo jugador.

Pero el centro delantero le dio más que razones al gran “Zizou” de que la apuesta no era puro invento del laureado ex mega estrella francesa, sino que un golazo desde fuera del área en partido preparatorio de la temporada (2016-17) contra el Chelsea en la “International Champions Cup”, decía que no era hecho fortuito lo acontecido en años anteriores en el Real Madrid Castilla (Serie B).

El nativo de La Premiá de Mar, Barcelona llegaba con la impresionante producción de 2 goles cada 3 partidos (0.78 gol/p). Pero la Casa Blanca no sabía qué hacer en un equipo que como el más caro, no le tenía cupo, y la única solución fue mandarlo “prestado” -por 8 millones de euros- al Olympique Lyonnais, donde el genio goleador confirmó la sospecha de que no era “uno más”.

A Mariano lo dejaron jugar como nunca pudo hacerlo con el equipo mayor blanco, y con la tropa francesa retumbó en 21 ocasiones la portería con sus infalibles zapatazos, además de siete pases de gol, siendo puntal para que su equipo regresase a la Champions League luego de un año ausente. Sus 18 tantos en la Ligue 1 lo colocaron quinto en la tabla final de goleadores (promedió 0.53 goles por partido).

Real Madrid vio que se había equivocado en no dejarlo en la plantilla. Entonces, el curso pasado -ya sin el superbo Cristiano Ronaldo tras irse al Juventus de Turín- reclamaron sin pensarlo dos veces a su naciente súper estrella goleadora haciendo uso del traspaso condicionado que habían hecho al Lyonnais, para bloquear lo que parecía un traspaso de aquel club al Sevilla FC, para lo cual hizo un contra-pago de 22 MME.

Pero otra vez, Mariano costea el alto precio de vestir la casaca más laureada del mundo.

Mariano volvió a su club soñado -aunque fuese sólo jugador sustituto- y sus oportunidades fueron literalmente nulas: jugó en 18 partidos, casi todos troceados, en los que apenas pudo anotar tres veces. En su temporada inicial (2016-17) lo había hecho mucho mejor: cinco goles en catorce encuentros que tuvo participación, también muy limitada (siempre entraba de revulsivo).

¿Y ahora, hacia dónde?

A Mariano le ha venido el techo encima en un Real Madrid que tiene dos equipos estelares en cada juego y otra parte fuera de plantilla tan buena como la del banquillo. Hasta la fecha de este artículo Zidane lo había marginado de cada convocatoria desde la pretemporada por problemas de salud.

Hasta prueba en contrario, sigue siendo el gran protegido del técnico que le vio nacer como súper estrella goleadora en RM Castilla. Pero la realidad puede más que la percepción: en el Paseo de la Castellana hay demasiados Boeing 747, que indefectiblemente lo harán volar a otros confines. Ahora allí están Eden Hazard, Karim Benzema, Gareth Bale, Lucas Vásquez, Marco Asensio, Brahim Díaz, Vinicius Junior, Luka Jovic y Borja Mayoral, que presionan el vuelo de Mariano del Santiago Bernabéu.

Zidane, consciente del tumulto ofensivo que se le ha armado, hoy se ve con un problema “agradable” sin saber cómo lo resolverá con la distracción de Mariano.

SEPA MÁS
El talento de Mariano Díaz

Virtud. Mariano Díaz Mejía, de 26 años, posee gran potencia de tiro, con la velocidad de un bólido y cabeceo elitista.

Esperanza. El talentoso jugador de origen dominicano tiene poco chance de brillar porque Real Madrid se nutre siempre de lo mejor disponible en el mercado.