Listin Diario Logo
19 de agosto 2019, actualizado a las 12:21 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 19 de julio de 2019

MUJERES DE GRANDES LIGAS

“EL TRIÁNGULO”

  • “EL TRIÁNGULO”
Carolina Cruz de Martínez
carolinacruzdemartinez@yahoo.com

Nuestra vida va acompañada de altas y bajas, buenas y malas. No importa quien sea, ni de donde venga, a cada uno nos va a tocar asumir distintas temporadas.

Es por esto que nuestro proceder debe ser vertical, personal y horizontal. No habrá nunca en nosotros plenitud emocional sino sabemos como equilibrar ese triángulo. Ocuparnos de un área y descuidar la otra nos hará como una mesa coja.

Hay atletas que están demasiado atentos a la parte personal en ellos. Ensimismados en sus egos, lo que quieren, anhelan o desean por encima del bienestar de sus prójimos. Ponen más atención a deseos del momento que a poner en balanza las consecuencias de una decisión fugaz y temporal.  Hay otros que están más atentos a la parte horizontal, amistades, familiares, círculo social, y se descuidan de si mismos y caen en un letargo profesional. Hay otros que tienen un enfoque mayor en la parte vertical, y por lo general pueden decidir mejor que va.

Todo talento atlético y habilidad deportiva es recibida como regalo y dádiva desde la parte vertical, viene de arriba. Esa dádiva es otorgada con la responsabilidad de que triangularmente se mantenga un balance y equilibrio. Para el atleta poder rendir y ejecutar correctamente debe aprender a administrarse vertical, personal y horizontalmente. Los errores vienen cuando hay un desbalance en esa administración, y se pretende o se priva de saber cuando en realidad no se sabe ‘na.’

Si el deportista está dispuesto a aprender a conocer el área vertical se ahorrará muchos “fouls” y “pelotazos” en el área personal y horizontal. Pero si invierte el orden triangular y se cometerá muchos disparates. La productividad de un atleta está sujeta a que han equilibrado está, y para eso hay que respetar el orden de prioridad.

La ecuación del triángulo es un buen referente para asegurarnos que nuestra mesa no cojee. Los atletas deben siempre asegurarse que hagan una cosa sin dejar de hacer la otra, y eso solo se adquiere cuando se dejan guiar de manera vertical.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.”  Mateo 6:33

Hasta la próxima