Listin Diario Logo
19 de julio 2019, actualizado a las 12:14 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte viernes, 14 de junio de 2019

Boxeo

El 29 Jiménez se mirará en el espejo de Teo Cruz

  • El 29 Jiménez se mirará en el espejo de Teo Cruz

    “Llevo cuatro años quitando gente del camino: ahora es mi verdadero chance”, asegura Jiménez, quien en la gráfica castiga a Jesús Vargas, campeón gallo de Venezuela. /ORLANDO RAMOS

  • El 29 Jiménez se mirará en el espejo de Teo Cruz
  • El 29 Jiménez se mirará en el espejo de Teo Cruz
Yoel Adames F.
yadames2003@yahoo.com
Santo Domingo, RD

“Nunca le he dejado nada al destino, mis compromisos en el ring los he resuelto de manera personal, pero es tan grande la buena vibra que luego de tres fechas vanas mi chance titular coincidirá con el día histórico de la coronación del gran Teo Cruz”. Luego de completar un período de preparación física y afinación técnica, el contendor No.1 del ranking supermosca AMB, Norberto -Meneíto- Jiménez partió hace dos  semanas a La Florida, donde completará la parte estratégica del combate y equilibrará su peso en las 115 libras.

Luego de estos ajustes, solo esperará el campanazo inicial el próximo día 29, para 51 años después emular la coronación del pionero de los reyes locales, en un match ante el británico Kalid Yafai y que tendrá como escenario el Dunkin Donuts Center en Providence, Rhode Island.

Como ocurrió con ‘Meneíto’ Jiménez en las presentes negociaciones, en 1968 Teo Cruz vio cambiar varias veces la fecha de su compromiso titular gracias a la astucia utilizada por el monarca boricua Carlos Ortiz para cobrar su bolsa de 60 mil dólares previo al combate.

 Así, hasta tiempo reciente los libros de récords contenían el error de fechar el día 20 el suceso de la batalla efectuada en el parque de béisbol del ensanche La Fe, estadio Quisqueya, donde finalmente el 29 de junio de 1968 surgió el primer campeón mundial dominicano, Carlos -Teo- Cruz, en el peso ligero con el doble aval AMB-CMB.

Por el mismo camino
“Hay cosas increíbles, es como si anduviéramos por el mismo sendero: posposiciones de fechas, exigencia de más dinero, decisiones amañadas como la ocurrida en Japón en mi contra; Teo ganó de chepa, tumbó a Ortiz y dominó, y el árbitro votó a favor del puertorriqueño para perjudicarlo estando en su casa”, rememora Jiménez, quien 51 años después intentará para  convertirse rey del mundo de las 115 libras versión AMB.

Jiménez es el retador mandatorio, obligado, del campeón inglés Kalid Yafai, quien va a su quinta defensa. El dominicano muestra un récord de 29 victorias (16KOs), 8 derrotas y 4 empates; mientras que el británico compila palmarés sin mácula: 25 triunfos al hilo, 15  por la vía del nocaut.

El 31 de diciembre de 2014 en Tokio, Japón, el peleador de la barriada de Maquiteria, Villa Duarte, tuvo el mejor desempeño de su carrera y presto a celebrar como el nuevo campeón, escuchó   la decisión de los jueces: 115-112, 111-116 y 114-114, ¡empate! y el anfitrión campeón mundial Kohei Kono respiró profundo y consintió; el contendor dominicano zapateó y trató de soltar su brazo izquierdo de la mano del referí, en señal de protesta.

“Desde ese día siento una sed, un fuego que quema mi espíritu y que me hace trabajar más fuerte para convertirme en campeón del mundo de forma contundente y ojalá no necesitar los jueces; la vergüenza no le alcanzó para darle la victoria, pero hicieron igual daño al prohibirme ser campeón con un empate. “Tarde, pero ha vuelto la oportunidad de mi vida, no me sorprendieron, estoy preparado para saciarme, empaparme con este triunfo que también mucha gente esperan de mí”.

La faja esperada
Bélgica Peña, mentor y manejadora del peleador maquiteriano, y espera la llegada del segundo título mundial a su escuadra.

El team “Shuan Boxing” se estrenó en 2015 con un campeón mundial, el más pesado entre los dominicanos, Félix “El Mangú” Valera, quien contra todos los pronósticos conquistó el cetro semipesado AMB en Crismea, Rusia, ante Stanislav Kashtanov. Nueve meses más tarde lo entregó en Moscú en un terrible estreno ante el fenómeno Dmitry Bivol.

“Esta gente me ven como parte de su familia, he convivido con ellos en su hogar, incluso, no tengo con qué pagarle lo que han hecho para que yo llegara hasta donde estoy hoy. Especialmente para Bélgica, solo quiero entregarle el título, es de ella por toda su lucha para que llegáramos aquí otra vez”, se declara en deuda el Retador Oficial.

“Hemos trabajado todos juntos, como un equipo, para que él gane esa corona porque en Japón hubo una mala decisión, le robaron la corona, pero ahora será en América y habrá alguien que vea los golpes en español”, se mofa Bélgica de los jueces que actuaron en Tokio en 2014.

 

OPINIÓN
Entrenador olímpico ve gran chance para Jiménez

RAFAEL TERRERO CASTILLO
“Lo conozco desde niño, como maquiterianos que somos, puedo dar fe que en sus años de amateur no tuvo éxito porque se ponía y se quitaba, no tenía estabilidad en el gimnasio… Ahora, de profesional, tiene un tiempo bien enfocado y lo veo en su mejor momento, su entrenador “Chicho” ha hecho un trabajo extraordinario con él, le ayudamos con los sparrings, con peleadores superiores del boxeo militar, hacía todos los días 12 asaltos, tres oponentes de cuatro asaltos cada uno, sin descanso. “Es espigado para la división, sabe manejar la distancia y su inteligencia sobre el ring lo saca de cualquier situación”.
 

El primero.
Eusebio Espinal fue el primer dominicano en disputar una faja mundial de la categoría supermosca en 1984.

¿Y Villa Duarte?.
“Meneíto” se convertiría en el primer campeón mundial del sector Villa Duarte, cuna del boxeo capitaleño.

Retadores.
Se unirá a Julio Soto Solano, Eusebio Espinal, Patico Polanco, Domingo Sosa y Dahiana Santana en desafíos mundiales en 115 libras.

Empates. También se une a ‘Ray’ Meléndez, Héctor Acero, Manuel Herrera, Agapito Sánchez, Argenis Méndez y Oxandia Castillo con empates mundialistas.

Maquiteria.
Félix Martí, 1987; Armando Reyes, 1991; Freddy Cruz, 1992; y Laureano Padilla y Ángel Beltré en 1995; han sido los retadores de Villa Duarte.