Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 09:55 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 13 de junio de 2019

HIJA DEL "BIG PAPI"

Alexandria Ortiz: “Mi papá no se ha quejado ni una vez”

  • Alexandria Ortiz: “Mi papá no se ha quejado ni una vez”

    Fotografía de Alexandria Ortiz y su padre David 

  • Alexandria Ortiz: “Mi papá no se ha quejado ni una vez”
Redacción Digital
Santo Domingo, RD

La hija del astro del deporte David Ortiz dijo que su padre no se ha quejado en ningún momento ni ha mostrado signos de lástima desde que fue ingresado a un centro médico luego de una herida de bala en un incidente ocurrido en Santo Domingo Este.

Alexandria Ortiz compartió en su cuenta de Instagram (@alex.veda.ortiz) que el “Big Papi” solo ha comido hielo en estos días, y que hizo un comentario gracioso a pesar de su estado de salud.

“Él podría tener hambre (solo ha comido hielo) y podría estar cansado pero, ¿sabes qué dijo hace menos de tres minutos? 'Hasta la pasta de dientes sabe buena aquí'".

La adolescente dijo que su padre es una muestra de optimismo y que espera que cuando alguien se sienta desesperanzado utilice el método de David.

“Personas me han preguntado si hay algo que pueden hacer. Hay algo que todos pueden hacer. Cuando tú quieras quejarte o sentir lástima practica el método de David y transforma ese dolor en optimismo”, comentó.

El pasado domingo el expelotero de Grandes Ligas sufrió un atentado mientras compartía con el comunicador dominicano Jhoel López en un centro nocturno ubicado en las cercanías de la avenida Venezuela, en Santo Domingo Este, República Dominicana.

Tras el hecho en el que recibió un balazo el deportista criollo fue trasladado por Eliezer Salvador a la clínica Abel González, donde fue sometido a diferentes procesos quirúrgicos en los que le extrajeron la vesicula y parte de los intestinos.

La noche del pasado lunes Ortiz fue trasladado hacia el Mass General Hospital, en Boston, donde está recibiendo cuidados médicos.

Su esposa, Tiffany Ortiz, ha comentado que el expelotero de las Medias Rojas de Boston ha evolucionado favorablemente y que hasta ahora permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos del centro médico bostoniano.