Listin Diario Logo
22 de noviembre 2019, actualizado a las 06:22 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 14 de mayo de 2019

Café Deportivo

Faltan entrenadores para desarrollar el atletismo dominicano

  • Faltan entrenadores para desarrollar el atletismo dominicano

    Gerardo Suero Correa habla de la situación del atletismo en la República Dominicana, en el Café Deportivo de EL DEPORTE de Listín Diario, acompañado Félix Sánchez y Yasem Pérez. GLAUCO MOQUETE/LISTÍN DIARIO

Ramón Rodríguez
ramon.rodriguez@listindiario.com
Santo Domingo

El país tiene pistas  para la práctica del atletismo en gran parte del país y talentos a desarrollar en las provincias, pero en la actualidad carece del elemento fundamental: el entrenador.

República Dominicana tiene 31 provincias y el Distrito Nacional, con 158 municipios y 231 Distritos Municipales. En casi la totalidad de ellos se practica el deporte de campo y pista, pero de manera rudimentaria. El problema: la falta de entrenador.

En el país sólo existen entre 10 y 15 entrenadores “nombrados”.

La realidad es que el atletismo debía tener no menos de cuatro entrenadores por cabecera de provincia: uno de velocidad, otro de fondo, uno de lanzamientos y un cuarto para vallas y saltos.

La carencia de técnicos para instruir y guiar a los aficionados al deporte de campo y pista ha reducido mucho la captación de talentos.

Durante su participación en el Café Deportivo de EL DEPORTE de Listín Diario, el licenciado Gerardo Suero Correa, presidente de la Federación Dominicana de Asociaciones de Atletismo, habla de la realidad que vive ese deporte que a pesar de sus limitaciones, “sigue trabajando duro para cumplir con sus programas y proyectos”.

Suero Correa, quien estuvo acompañado de los técnicos  Félix Sánchez, dos veces medallista olímpico y en dos ocasiones campeón mundial y el cubano Yasem Pérez, un graduado de educación física y especialista en velocidad, habla de las carencias y limitaciones que tiene el deporte de campo y pista para alcanzar mayores niveles de desarrollo.

Suero Correa, un ex atleta olímpico, corrobora la información de que sólo existen de 10 a 15 entrenadores pagados por el Ministerio de Deportes y a estos se suman otros cuatro cubanos.

“Deberíamos tener por lo menos dos por provincia”, afirma Suero Correa, lo que significa que esa disciplina necesita no menos de 64 entrenadores porque existen 31 provincias y el Distrito Nacional.

La falta de entrenadores ha hecho que algunas especialidades no se desarrollen al ritmo esperado. Cita como ejemplo que el deporte de velocidad en las vallas sólo se practica en esta capital y en La Romana.

Se recuerda que fue Félix Sánchez, un especialista en los 400 metros con vallas fue el primero que dio una medalla dorada en Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y luego ganó otra en Londres 2012, además de convertirse en campeón mundial en el campeonato de Edmontón 2001 y luego reeditó ese título en París 2003.

Suero Correa también habla de las limitaciones que tiene con las utilerías. “Esta es una de las grandes debilidades: las utilerías”, apunta.

Habla de la importancia de contar con los implementos necesarias para poder aplicar los entrenamientos de cada modalidad que así lo requiere. Cita por ejemplo que sin vallas, no se pueden desarrollar los entrenamientos de esa especialidad, lo mismo que discos, jabalinas, martillo, entre otros.

Las pistas

Sólo existen 16 pistas en el país, según el conteo hecho por la Federación Dominicana de Asociaciones de Atletismo.

Esto deja al desnudo que gran parte de esas instalaciones no disponen de un entrenador, porque tan sólo hay no más de 15 técnicos y muchos de estos están concentrados en esta capital donde están las dos pistas del centro olímpico Juan Pablo Duarte y otra que está instalada en la base aérea de San Isidro.

El resto de las provincias que tienen pistas son San Pedro de Macorís, La Romana y Bayaguana, en la región Este, mientras que en la región del Cibao están La Barranquita de Santiago, La Vega, San Francisco de Macorís, Salcedo y la de Mao que está en reparación.