Listin Diario Logo
19 de junio 2019, actualizado a las 02:26 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 09 de mayo de 2019

VISITA DE CAMPEONES

La Casa Blanca se llenó de Medias Rojas

  • La Casa Blanca se llenó de Medias Rojas

    El presidente norteamericano Donald Trump da la bienvenida a los campeones de las Grandes Ligas, Medias Rojas de Boston. AP 

AP
WASHINGTON

Durante décadas, los equipos campeones en Estados Unidos han visitado la Casa Blanca, en un momento de ritual y tradición. La excelencia deportiva es celebrada, bromas tontas se escuchan y el presidente de turno recibe una camiseta con su nombre.

Bajo el presidente Donald Trump, no obstante, las visitas se han politizado, con protestas de deportistas y, en el caso de los Medias Rojas de Boston, generando preguntas sobre las divisiones raciales.

Los Medias Rojas, que ganaron la Serie Mundial en octubre, visitaron la Casa Blanca el jueves. El manager Alex Cora anunció la semana pasada que no iba a asistir, mencionado su exasperación con las gestiones del gobierno para ayudar a su natal Puerto Rico a recuperarse de un devastador huracán. Casi una decena de jugadores, incluyendo a Mookie Betts (el reinante Jugador Más Valioso de la Liga Americana), dijeron que tampoco asistirán a la ceremonia.

Todos los que decidieron no acudir a la Casa Blanca son jugadores de color. Todos los jugadores blancos _ incluyendo J.D. Martínez, de raíces cubanas _ acudieron.

Los Medias Rojas resaltaron en una conferencia de prensa que su camerino no se ha visto dividido por el asunto: ningún jugador se vio presionado para asistir y aquellos que decidieron ausentarse no resienten a quienes estrecharán la mano de Trump.

El lanzador venezolano Eduardo Rodríguez ofreció su perspectiva antes del partido del equipo el miércoles en Baltimore: “Para mí, no es importante. Es tu decisión. Toma una decisión. La respetaré. Si quieres ir o no, es tu decisión”.

El entrenador de un equipo campeón raramente se pierde la visita a la Casa Blanca, una tradición que comenzó en 1924 cuando el entonces presidente Calvin Coolidge invitó a los Senadores de Washington. Cora había ponderado asistir al evento en la Casa Blanca el jueves para llamar la atención a los sufrimientos de Puerto Rico, donde se estima que el huracán María causó casi 3.000 muertos. Pero al final decidió no acudir.

“Desafortunadamente, seguimos pasando trabajos, seguimos peleando”, dijo Cora en una declaración. “Alguna gente sigue sin poder cubrir sus necesidades básicas, otras siguen sin electricidad y muchas casas y escuelas siguen en pésimo estado casi año y medio después del azote del huracán María. He usado mi voz en muchas ocasiones para que no sean olvidados los puertorriqueños y mi ausencia no es nada diferente. En este momento, no me siento cómodo celebrando en la Casa Blanca”.