Listin Diario Logo
21 de mayo 2019, actualizado a las 08:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 25 de abril de 2019

Café Deportivo

Hay 4 mil atletas militares y policías

  • Hay 4 mil atletas militares y policías

    El coronel Kalil Haché, junto al coronel José Luis Núñez, el general retirado Juan Niemen y el primer teniente Rafael Cordero Haché, así como los periodista HéctorJ. Cruz, editor deportivo de Listín Diario y el redactor Ramón Rodríguez, luego del Café Deportivo. ADRIANO ROSARIO/LD

  • Hay 4 mil atletas militares y policías
  • Hay 4 mil atletas militares y policías
  • Hay 4 mil atletas militares y policías
Ramón Rodríguez
ramon.rodriguez@listindiario.com
Santo Domingo

El Círculo Deportivo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (CIDEFAPON) es la institución con mayor índice de aportes en recursos humano al deporte de alta competición de la República Dominicana.

Es la único organismo, con sus cuatro instituciones apéndices (Ejército de la República Dominicana, Armada Dominicana, Fuerza Aérea de la República Dominicana y la Policía Nacional que tiene registrados más de 4 mil deportistas.

Entre estos se incluyen atletas, entrenadores, personal técnico que sirven en las diferentes instituciones, ya sea como oficiales, cadetes, alistados o asimilados.

El coronel Kalil Haché Malkún, actual presidente del CIDEFAPON, toma los Juegos Deportivos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional de este año, donde que tan sólo el Ejército de la República Dominicana tiene inscrito 1,312 deportistas que incluye atletas, entrenadores, árbitros, entre otras personas que sirven de soporte, en tanto que la Fuerza Aérea de la República Dominicana supera los 1,260, mientras que la Policía Nacional tiene inscritos a más de 800 y la Armada Dominicana una cantidad parecida.

“Su función principal es hacer deporte, aunque son miembros fijos de esas instituciones”, afirma Haché Malkún, quien fue acompañado por el general retirado doctor Juan Niemen, asesor del CIDEFAPON, así como el coronel José Luis Núñez, Oficial Ejecutivo de ese organismo y el primer teniente ingeniero Rafael Cordero Haché, Director Técnico.

Ese número continúa creciendo, pues en proceso de ingreso a las cuatro instituciones hay unos 112. “Esos nuevos ingresos fueron captados de los pasados Juegos Deportivos Nacionales (Hermanas Mirabal), afirma Haché Malkún, datos corroborados por Cordero Haché.

Más recientemente, durante un evento organizado por la Federación Dominicana de Asociaciones de Atletismo, otros 60 deportistas fueron reclutados por las cuatro instituciones, agrega el Director Técnico del Círculo. Otros deportistas pudieran surgir de las academias militares y policiales.

Cada institución tiene un equipo de hombres y mujeres que se encargan de captar los talentos deportivos, apunta Cordero Areché, quien aclara que la responsabilidad del CIDEFAPON es organizar los Juegos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. “Cada institución capta sus atletas

Los atletas, entrenadores, árbitros y personal de apoyo reclutado deben cumplir con los requerimientos exigidos por las cuatro instituciones para poder ingresar, entre estos, “ser mayor de edad y no tener antecedentes penales”, precisa el coronel Núñez.

Agrega, que en ocasión de cada versión de los Juegos Militares y Policiales, cada una de las instituciones debe hacer una inscripción a través de la Dirección Técnica la cual se cruza con cada una de estas para que no haya nombres en una y cualesquier otra. Este año fueron registrados 4,212 deportistas.

Haché Malkún puntualiza que cada uno de esos deportistas que pertenecen a una de las instituciones militares o a la Policía Nacional, “siguen siendo militares y policías por el resto de su vida -siempre y cuando no cometan faltas que ameriten su separación- y gozan de muchos beneficios”.

Entre esos beneficios el general retirado doctor Niemen cita salario, seguro médico (personal y sus familiares más cercanos), alimentación, transporte y si cumplen requisitos, terminan con una pensión.

Niemen deja claro que esos deportistas “tienen funciones” dentro de sus respectivas instituciones. “Luego de concluidos los juegos, estos regresan a sus instituciones donde tienen funciones”, afirma.

Este año el Círculo Deportivo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional está celebrando la edición número 50, equivalente a sus bodas de oro con el deporte militar nacional.

El Círculo es riguroso al reclutar deportistas

Todo atleta que se reclutado para ingresar a cualesquiera de las cuatro instituciones que componen el Círculo Deportivo de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (CIDEFAPON) tiene que llenar una serie de requisitos.

El coronel José Luis Núñez, Oficial Ejecutivo de ese organismo, establece que todo ciudadano que es llevado a una de las instituciones “tiene que ser depurado”, un proceso riguroso que se cumple en cada una de las instituciones militares y policiales.

Núñez un oficial con una larga trayectoria deportiva en las filas de las Fuerzas Armadas, señala entre esos requisitos está el que la persona sea mayor de edad y no tenga antecedentes penales, entre otros.

Núñez quien lleva en el círculo desde 2009, cuando entró como encargado de protocolo y abogado de profesión, establece que cada institución es la responsable de hacer las depuraciones de lugar de los atletas que son llevados a las mismas.

“Nosotros lo que hacemos en el CIDEFAPON es organizar y llevar a cabo los Juegos Militares y Policiales.

“El deportistas que llega a una institución tiene una gran oportunidad, pues allí se tiene un salario, seguro médico, alimentación, transporte y otros beneficios”, sigue diciendo Núñez, quien también ha prestado servicios en otras instituciones deportivas.

Explica que cada año se producen ingresos en las diferentes instituciones, ofreciéndoles a los jóvenes dominicanos la oportunidad de hacer deporte con disciplina y dedicación.

Cita que son muchos los atletas que luego de concluida su carrera se mantienen en las instituciones y logran trascender.

Cita el caso de Juana Arrendell, quien es una alta oficial que luego de su retiro realiza labores militares y también ofrece charlas en los cuarteles y clubes.