Listin Diario Logo
19 de octubre 2019, actualizado a las 12:45 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte martes, 09 de abril de 2019

VELOCIDAD

El Mundial de F1 llega a los mil grandes premios

  • El Mundial de F1 llega a los mil grandes premios

    Charles LeClerc y Sebatian Vettel, de Ferrari, lideran durante la salida del Gran Premio de Bahréin celebrado el pasado domingo 31 de marzo en Sakhir.

Jean-Louis Doublet
(AFP) París

El Mundial de Fórmula 1 festeja sus 1.000 grandes premios el domingo en China, tras un largo recorrido en el que la disciplina reina del automovilismo ha cambiado completamente, desde aquella lejana carrera inaugural en mayo de 1950 en Gran Bretaña ganada por el italiano Giuseppe Farina.

Empezando por el número de carreras, que ha pasado de 7 a 21 y podría aumentar a las 25 en los próximos años. Entre los grandes premios originales, solo cinco figuran todavía en el calendario; Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Italia y Mónaco.

En 70 ediciones, contando la de 2019, la Fórmula 1 habrá visitado 32 países y 72 circuitos. Actualmente hay carreras en todos los continentes salvo África. Europa cuenta con 11.

Por el contrario, el número de pilotos ha bajado, de los 26 inscritos en el primer gran premio, pasando por los 41 en Alemania-1953 hasta llegar a los 20 que competirán en China el domingo.
Solo cuatro disputaron al menos seis carreras de las siete con las que contó la temporada inaugural (Giuseppe Farina -campeón-, Juan Manuel Fangio, Luigi Fagioli y Louis Rosier). Hoy en día los pilotos disputan la temporada completa.

Por nacionalidades, hubo nueve en Silverstone hace casi 70 años y habrá 15 en el circuito de Shanghai. Una curiosidad, en 1950 había un tailandés en la parrilla, Prince Bira, y en China habrá un piloto compitiendo con licencia tailandesa, Alexander Albon.

Los más jóvenes

Farina tenía 43 años cuando fue el primer campeón mundial en 1950. El más joven en lograr el título ha sido el alemán Sebastian Vettel, que tenía 23 años cuando ganó la primera de sus cuatro coronas en 2010.

En las pruebas, el más joven en levantar los brazos es el holandés Max Verstappen, que tenía 18 años cuando venció en España en 2016.

El piloto más veterano este fin de semana en China será el finlandés Kimi Raikkonen, con 39 años, y el más joven el británico Lando Norris, de 19. La media de edad de la parrilla esta temporada es de 25.

En los constructores, solo dos de los que conformaron la salida de la primera carrera lo estarán 1.000 pruebas después; Ferrari y Alfa Romeo. Este último regresa este año a la Fórmula 1 a través de la escudería suiza Sauber, rebautizada con su nombre.

La mítica Scuderia es el único constructor que ha participado en todas las ediciones del Mundial.

En el plano técnico, todos los coches que compitieron en el inaugural Gran Premio de Gran Bretaña, en mayo de 1950, tenían el motor delante. Ahora los llevan detrás. La revolución llegó a comienzos de los 60, inspirada por el ingeniero británico John Cooper.

Desde 2014 los monoplazas tienen motores híbridos, alimentados no solo de carburante, también de un recuperador de energía en la frenada y del calor del escape.

Revolución aerodinámica

En los frenos, los tambores han dejado su plaza a los discos, ahora de carbono.

Otra revolución, la aerodinámica. Casi inexistente en 1950, ahora es omnipresente, desde la aparición de los primeros alerones en 1968.

Como comparación, Farina ganó el Gran Premio de Italia de 1950 en Monza con una velocidad media de 176,543 km/h. En 2018, el vencedor de la misma carrera, el cinco veces campeón mundial Lewis Hamilton, lo hizo a 239,288 km/h de media.

La velocidad punta récord supera hoy los 370 km/h.

En lo referente a los neumáticos, la estrechez que tenían en 1950 ha dejado su lugar a las gomas más anchas, aunque su tamaño se ha reducido en comparación con las enormes piezas que se utilizaron en los 70.

La evolución también ha sido muy profunda en la seguridad. En 1950 los pilotos no tenían cinturones, corrían en camisa y el casco se reducía a un gorro de cuero.

En 2019 compiten con monos ignífugos, obligatorios desde los 60, y, novedad del año pasado, son protegidos por una estructura que rodea el 'cockpit' conocida como 'halo', para proteger sus cabezas.

El primer piloto en adoptar el casco integral, actualmente generalizado, fue el estadounidense Dan Gurney en 1968.

Sobre el sistema de puntuación, ha cambiado varias veces hasta llegar al actual, en el que los diez primeros reciben puntos para el Mundial.

El punto a la mejor vuelta en carrera, atribuido de 1950 a 1959, se recuperó este año para dar más suspense a las pruebas.