Listin Diario Logo
20 de septiembre 2019, actualizado a las 04:25 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
El Deporte jueves, 31 de enero de 2019

EXPECTATIVAS

Pitcheo y velocidad, principales armas RD

  • Pitcheo y velocidad, principales armas RD

    Luego de la pausa de una semana, las Estrellas Orientales volvieron al Tetelo Vargas para iniciar su preparación con miras a la Serie del Caribe.

  • Pitcheo y velocidad, principales armas RD
Pedro G. Briceño
San Pedro de Macorís

En una mañana poco común en el Tetelo Vargas, próximo al arribo de febrero, los  swings, los rodados, ejercicios de los peloteros de las Estrellas Orientales, llaman la atención de que por primera vez en la historia del béisbol dominicano el parque que honra al histórico Gamo será el último que verás apagar sus luces.

Las Estrellas se insertaron temprano en el terreno de juego para lo que fue el primer día de entrenamientos de un equipo dominicano que desde ya marcará historia, pues serán los primeros integrantes de un plantel oriental que actuarán como benjamines en un certamen que en su segunda etapa celebrará su versión 48.

Héroes de la recién alcanzada corona como “Jumbo” Díaz, Junior Lake, Yunesky Maya, Gustavo Núñez, Román Méndez, Aneuris Tavarez, Audry Pérez encabezaron casi el plantel completo de los Orientales durante el primero de tres días de entrenamientos con miras a viajar este domingo a Panamá, nación que por primera vez acogerá la justa en esta segunda etapa.

Dicen presente

Junto a ellos estuvieron la mayoría de los jugadores que asistirán en calidad de refuerzos, entre ellos Wilkin Castillo, Moisés Sierra, Diego Goris, Rubén Sosa, César Valdez, Edwin Espinal entre otros. Todos externaron que se mantuvieron trabajando tan pronto culminaron sus jornadas en el torneo invernal.

Varios de los nuevos miembros consultados por Listín Diario expresaron como grito de guerra que batallarán para que la República Dominicana conquiste una corona que le ha eludido desde que el Escogido levantó el trofeo en el 2012 en Santo Domingo. Este es el mayor tiempo en que los quisqueyanos no logran descender las escalinatas sin el cetro en sus manos.

“Este será un equipo cuya mayor fortaleza será el pitcheo, tanto abridor como relevo, además de la capacidad para correr en las bases”, externaron por separados los instructores Wilton Veras, Manny García, así como José Mallén Calac, gerente general del combinado.

 Por espacio de unas dos horas y bajo la inspiración en las graderías de varias docenas de fanáticos, quienes por primera vez presenciaban en la estructura de casi 60 años a un combinado dominicano entrenar para actuar en la Serie del Caribe.

“Tenemos un buen grupo de peloteros, en lo que concierne al pitcheo llegaron unos brazos que nos ayudarán a mantener nuestro pitcheo de la misma forma en que se comportó tanto en el Round Robin como en la final”, expresó Jumbo Díaz sobre un elenco de lanzadores que dominó por completo en las dos etapas finales del finalizado torneo.

“Les abrimos las puertas a los nuevos miembros, les dejamos saber que aquí la unión es lo más importante, esto fue lo que nos condujo a la conquista de la corona”, expuso el cerrador, quien no permitió anotaciones en 14 entradas combinadas en el Todos contra Todos y la final.

Lake, un bateador de .333 (21-7) en la final, externó que todos los miembros del equipo podrán su gran corazón para alcanzar el cetro. “Me emocionó observar a varios de los muchachos de los demás conjuntos integrarse desde el primer día e ir en busca de la obtención de la corona.

Las Estrellas comenzaron sus entrenamientos en busca de realizar su primer aporte en la amplia colección de coronas alcanzadas por Dominicana, nación que suma seis años sin poder ceñirse su apetecida número 20.