Listin Diario Logo
13 de noviembre 2018, actualizado a las 09:43 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
El Deporte miércoles, 29 de julio de 2015
0 Comentarios

REPORTAJE

Los Cáceres construyen con “clavos y clavitos” su historia en volibol de RD

Es la única pareja de padre e hijo con medallas en Centroamericanos

  • Los Cáceres construyen con “clavos y clavitos” su historia en volibol de RD

    José Cáceres junto a su hijo del mismo nombre. El gigante del voleibol dominicano, con quien mantiene una excelente relación.

Carmeli Clemente
carmeli.clemente@listindiario.com
Santo Domingo

Más que heredar el nombre y el apodo de su padre, José Miguel Cáceres “El clavito”, también es el sucesor del trono en la práctica del Voleibol Masculino Nacional.  

Para Cáceres (hijo), su padre es su inspiración, de quien aprendió el valor del sacrificio, y aunque lo superó en muchos aspectos en el deporte, dice que su progenitor siempre le brindó su apoyo incondicional.

Cuenta que todos los comienzos son difíciles y de manera jocosa resalta que su padre conchaba para poder sustentar a su familia ya que siendo voleibolista, los recursos eran insuficientes.

“El Clavito” incursiona en el volibol inspirado por su padre cuando tenía 15 años y en poco tiempo se convierte en un ícono. Representó al país en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 2014, ganando la medalla de oro. “Para mí ha sido un honor practicar el mismo deporte de mi padre”.

Mientras que su progenitor, José Cáceres “El Clavo”, dice que le hubiese gustado verlo en la NBA.

“El voleibol corría por sus venas. Siempre andaba conmigo, lo llevaba al pabellón cuando jugaba, y se sentaba en los bancos a mirar mientras practicaba, pero me hubiese gustado verlo en la NBA por el tamaño que tiene, sin embargo, fue lo que le gustó y de eso ha estado viviendo”, señala Cáceres.

Este oriundo del municipio de Cayetano Gérmosen (Provincia Espaillat), vio su carrera como deportista interrumpida por el deseo de brindarle una mejor vida a su familia ya que cuando inició en la selección nacional de voleibol masculino a finales de los 70, la remuneración económica no era suficiente para abastecer las necesidades.

“Siempre me mantenía jugando desafío, como modo de adquirir más dinero, ahora le dan más oportunidades a los deportistas. Cuando yo jugaba voleibol, no había salario que pagará el esfuerzo y el sacrificio que se hace en una cancha para connotar tu personalidad como atleta”, añade el  deportista.

Cáceres afirma que jugar voleibol le ha hecho ganar el respeto del pueblo dominicano y que el valor monetario no se compara con el cariño que siente cuando lo saludan en las calles.

Manifiesta que los  entrenamientos eran muy fuertes. A diferencia de su hijo, Cáceres era un jugador universal (dominaba todas las posiciones en la cancha), mientras que José Miguel solo juega centro y atacante.

Trayectoria del Clavo
José Cáceres (El Clavo) incursionó en el Voleibol en 1976 en la preselección juvenil, bajo el mandato de Beato Miguel Cruz y Salvador Feliz, demostrando desde muy temprana edad sus dotes para este deporte.

“El Clavo”, no solo se destacó en República Dominicana, sino que también fue reconocido a nivel mundial, sobresaliendo en tres Juegos Panamericanos y en los Juegos Centroamericanos del Caribe, donde obtuvo la medalla de plata en 1986 en Santiago.

Permaneció en las canchas por más de 15 años y recalca que siempre fue titular.

Define a su hijo como una persona muy íntegra con metas firmes, y a la vez, disciplinado. “mi hijo es un atleta de alto nivel internacional y me siento muy orgulloso de él”.

DESMOTIVACIÓN
El ex integrante de la selección nacional, José Miguel Cáceres  “El Clavito” dijo que  el equipo nacional no participó en los Juegos Panamericanos porque al Comité Olímpico Dominicano le redujeron un 60% del presupuesto, ya que fueron a los Juegos Centroamericanos del Caribe, y un 40% de este se designó a otra delegación.

“Llevaron los que tenían más oportunidad de medallas aunque clasificaron otros deportistas. Son problemas políticos” sostuvo el deportista.

Subrayó que en República Dominicana no valoran a los deportistas, y que en este oficio se hacen muchos sacrificios para llevar el nombre del país en alto, y que la remuneración económica que reciben es insuficiente para sustentarse.

En muchos casos no tienen ni casa. “un atleta gana solo RD$3,000 que no dan para nada, con este sueldo, no le va a dedicar el tiempo que corresponde al deporte”

“El Clavito” optó por retirarse del equipo por el desencanto, pero actualmente sirve de apoyo a la selección.

En los 105 años del voliboldominicano El “Clavo” y el “Clavito” son los únicos deportistas que han obtenido medallas de plata Santiago 1986 y oro 2014 en México en los Juegos Centroamericanos del Caribe.

Anécdota de infancia
El Clavito cuenta que un día, cuando tenía 6 años mientras acompañaba a su padre en la cancha, fue a buscar la pelota y se fue la luz, y se cayó, lo que le costo algunos dientes.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre