Santo Domingo 21°C/24°C light rain

Suscribete

PRIMER ROUND

El Canelo Vs. JC Chávez Jr.

La gente empieza a especular sobre un posible choque entre los actuales campeones mexicanos Julio César Chávez JR. y Saúl “Canelo” Álvarez; la cultura boxística azteca, desde hace décadas, siempre trata de establecer quién es el más macho. Urge buscar el “championísimo” entre dos monarcas, el mejor de los dos. Hay que sacar el gallo del rejón. A todo lo largo de su historia lo han hecho y al parecer no piensan variar, podríamos citar decenas de combates de ese tipo, pero por asunto de espacio voy saltar las series de Chucho Castillo contra Rubén “Púas” Olivares, el Púas contra Rodolfo Martínez y el maestro Rafael Herrera, con José Medel, e incluso, Efrén “Alacrán” Torres, quien subió de peso para chocar con algunos de ellos; bueno, todo un matadero de toros fue esa época de los años 60 y los 70. A pesar de ese período fuera de serie de los gallos mexicanos, prefiero, reitero, rememorar el increíble choque, quizás al más emblemático, que sostuvieron el 23 de abril de 1977 los campeones mundiales de peso gallo Carlos Zárate (CMB) y Alfonso Zamora (AMB). No hubo faja en juego, el pleito fue a 10 rounds para que ninguno perdiera el cetro; fue tan emocionante verlos cara a cara, que un fanático se metió al ring al final del primer asalto y la policía tuvo que actuar, luego Zarate con 26 años (45-0, 44KOs.), impuso su experiencia ante el joven Zamora, de 23 años y ¡29-0, con 29 KOs! Lo tumbó 3 veces en el cuarto antes que su padre arrojara la toalla. El “Caña” Zárate fue finalmente el macho, Zamora perdió su carrera con la paliza, en su próxima defensa entregó el cetro en 10 asaltos al mediocre Jorge Luján y nunca fue el mismo. Es el mismo escenario que veo para esa macabra pelea entre Chávez y el Canelo, estos dos prospectos que incluso fueron llevados de las manos a sus respectivas coronas, aunque tienen calidad. PIPINO Y PALOMINO: Guardando la distancia, pero ojalá ocurra como a los dos titulares welter de finales de los años 70, José “Pipino” Cuevas y Carlos Palomino, el primero hizo 12 defensas; el segundo, logró 8, y nunca se midieron por más que los “hinchas” exigieron. Canelo y Chávez hijo deben de hacerse los sordos, porque México es para macho, macho. Y punto.

Tags relacionados