Santo Domingo 23°C/25°C few clouds

Suscribete

TRABAJO

Deduno buscará un puesto con las Águilas Cibaeñas

Con mucho ánimo en su cuarto día de trabajo en los entrenamientos de las Águilas Cibaeñas en el estadio Cibao, el lanzador derecho Samuel Deduno, se aplica intensamente, porque sabe la importancia que tiene el venidero torneo invernal de béisbol dominicano para el futuro de su carrera. El romanense, dueño de un amplio repertorio de lanzamientos, que además de una potente bola rápida incluye curva, cambio de velocidad, slider y sinker, procurará poner buenos números para ayudar a las Águilas a conseguir el campeonato y eventualmente establecerse en el béisbol de Grandes Ligas. Consciente de que su principal problema ha sido reducir el promedio de bases por bolas concedidas (5 por cada 9 entradas), el joven de 28 años declaró que viene a trabajar en el control. “Vengo a trabajar específicamente la localización y comando de mi bola rápida, para poder dominar más bateadores, porque de eso depende el éxito de un buen lanzador”, sostuvo. “Aunque el dirigente Fermín no me ha dicho el rol que voy a desempeñar en el conjunto, estoy muy positivo y confiado que seré parte importante de este grupo”, agregó. Luego de lesiones importantes que le hicieron perder parte de la temporada 2010, el derecho romanense fue colocado para asignación por los Rockies de Colorado a finales de enero. Una semana más tarde, los Padres de San Diego lo reclamaron. En la temporada 2011, con el equipo Tucson (San Diego) AAA de la Liga del Pacífico, tuvo récord de (4-6) con un promedio de carreras limpias de 3.93, en 40 apariciones, de las cuales 12 fueron como abridor. En 105 innings y un tercio de trabajo, el derecho permitió 36 carreras, 101 indiscutibles, concedió 58 bases por bolas y ponchó un total de 85 bateadores. “Sé que mis números no fueron impresionantes, pero lo importante es que pude mantener la salud y trabajar las entradas suficientes”, agregó. Con relación a su participación con los mameyes, ve la integración de los veteranos lanzadores Luis Vizcaíno y Claudio Vargas, como una motivación extra para seguir trabajando fuerte.

Tags relacionados