Santo Domingo 17°C/19°C clear sky

Suscribete

BÉISBOL DE AYER

Julio César Imbert

EL MORENO DE OJOS VERDES SE CONVIRTIÓ EN ACTOR DE CINE Y TELENOVELAS

Además de las actuaciones de Imbert en Dominicana y en México, también actuó en las Ligas Menores de Estados Unidos. En 1960 jugó con la organización de los Piratas de “Pittsburgh”, participando en clase B, donde octuvo 8 juegos ganados. No tenemos todos los detalles de su labor en USA, pero nos parece que con los Cardenales vio acción, su gran trabajo lo realizó en tierra azteca. Dice Julio César “A través del tiempo y por azares del destino incursioné en el medio artístico. Desde mi llegada a México siempre tuve la ilusión de también entrar a ese medio ya que desde niño, en el Colegio Salesiano en que me eduqué en Santo Domingo, participaba constantemente en actividades artísticas y pequeñas obras teatrales”. Continúa diciendo en su libro “Out 27”, “En mi última temporada con los Saraperos de Saltillo, en una fotografía mía que se publicó en un periódico vestido de civil, con un “look” afro de moda, se me solicitó para participar en una película en la que se requería un doble para el actor de color Jim Brown. La película se llamaba “Carnicería Humana”, rodada en Ciudad México. Me presenté y me dieron el trabajo y posteriormente el Sr. Rubén Galindo me ofreció mi primer contrato dentro del medio para la película “La Amargura de mi Raza”, protagonizada por Andrés García y Alicia Encinas. Aunque todavía no me retiraba del béisbol, seguí incursionando en este medio principalmente en las fotonovelas, donde participé como estelar en más de cuatrocientas y alterné con actores y actrices de alto nivel nacional como: Silvia Pinal, Susana Dosamantes, Angélica María, Verónica Castro, Lucía Méndez, Marga López, Blanca Guerra, Libertad Lamarque, Gustavo Rojo, Kitty de Hoyos, Andrés García, Mónica Prado, Frank Moro, Luis Alarcón, Ricardo Cortes, y muchos más”. “Para incursionar en el teatro tuve que tener una preparación intensa en clases de actuación donde mi maestro fue Dimitrio Sarrás, uno de los mejores maestros que contaba el medio en esa época. Hice teatro clásico con la obra “El Mercader de Venecia” de William Shakespeare y dirigida por Luis G. Basurto y en una parodia de Otello”.

Tags relacionados