Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

PRESENCIA DOMINICANA

Ampliando la hazaña de Bautista

Avatar del Listín Diario
Tony Piña CámporaSanto Domingo

De los 54 jonrones disparados por José Bautista este año, 33 fueron conectados en el Sky Dome, sede de su equipo los Azulejos y con eso la dimensión de su hazaña se expande. Esa cantidad es la sexta más alta de la historia en un estadio en una temporada y obviamente impuso una marca en ese lugar. Aventajó los treinta que de un total de 41 Carlos Delgado conectó allí cuando jugaba para ellos en 2000. El dominicano además pasó a ser parte de un grupo selecto de toleteros que han disparado treinta o más jonrones en su sede y en consecuencia en un estadio. En total son 21 hombres que en 23 ocasiones han logrado esto, pues Jimmie Foxx y Jim Thome lo consiguieron dos veces. La marca es de Hank Greenberg. En 1938 conectó 39 en el desaparecido Briggs Stadium de Detroit. La última vez que alguien disparó más de tres decenas de cuadrangulares en el hogar fue en 2002 cuando Alex Rodríguez y Thome lo lograron con los Rangers y los Indios en el Ball Park de Arlington y el Jacobs Field de Cleveland. El primero alcanzó 34 de su total de 57 de ese año y el segundo treinta de 52. Con la proeza de Bautista el Sky Dome se convirtió en el tercer estadio de liga mayor que en más de una ocasión un bateador consigue treinta o más cuadrangulares en una temporada. Ocurrió esto por primera vez en el Yankee Stadium cuando Roger Maris cosechó su histórica campaña de 1961 donde superó la marca de Babe Ruth de sesenta al conectar 61. De esos, treinta fueron en el señalado parque y antes, en 1934, Lou Gehrig había conectado también treinta de un total de 49. En el 2001 y el 2002 se iguala esto en el Jacobs Field cuando Thome consigue asimismo treinta en esa instalación en esos años. A pesar de lo mucho que se ha repetido que el diseño del antiguo Yankee Stadium se había hecho para favorecer a Ruth debido a la cercanía de la verja del bosque derecho, este nunca conectó una cantidad así de tetrabases en ese estadio. En una sola ocasión en su carrera lo hizo y fue en 1921, cuando los Yanquis usaban el Polo Ground de sede y “El Bambino” sacó en esa instalación 32 bolas de su total de 47. Esa fue la primera vez que un bateador conectaba treinta o más cuadrangulares en el hogar y se mantuvo como la máxima cantidad disparada allí hasta su desaparición.

Tags relacionados