Santo Domingo 26°C/28°C scattered clouds

Suscribete

hacendados

ADHA reconoce con Medalla de Honor al Mérito a productores y agroindustria agropecuarios

Jonathan Rivera presidente de la ADHA.

Jonathan Rivera presidente de la ADHA.jochyguzmanphotography

La Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores (ADHA), entregó a productores y agroindustrias destacadas de la agropecuaria nacional, la “XXXII Medalla de Honor al Mérito”, durante un acto al que asistió el presidente Luis Abinader y representantes del sector.

El reconocimiento fue entregado el 27 de noviembre, en un acto realizado en el hotel JW Marriott, de Blue Mall Santo Domingo, donde Jonathan Rivera, presidente de la entidad dijo que “es un reconocimiento a los productores y agroindustriales que han mostrado un liderazgo excepcional, innovación y responsabilidad social”.

La selección de los galardonados -dijo Rivera- se hace basado en los logros alcanzados en la productividad, innovación, eficiencia y calidad al cultivo de la tierra, procesamiento de sus frutos y la explotación de especies animales de interés para el desarrollo económico y social de la República Dominicana.

“Cada galardonado tiene un compromiso con la mejora de esta comunidad, y nos enorgullece destacarlos, por sus logros han dejado una huella significativa en nuestra industria”, resaltó Rivera.

En el acto fueron reconocidos la familia Perelló, en categoría Cultivo de Café; Ángel De La Madrid, Ganadería de Carne; Cristian Norberto Caraballo, categoría Avicultura; Consorcio cítricos Dominicanos, en Hortofrutícola; Juan Luis Jiménez, en Cultivo Arroz y Fausto de León, en la categoría Ganadería de Leche.

También, fueron galardonados con la medalla al mérito el Consorcio Azucarero de Empresas Industriales, CAEI, en la categoría Agroindustria; Jaime Rojas, en Cultivo Cacao; José Domingo Marcado, en Porcicultura; Novo Maar en Acuicultura y Conacado en la categoría de Asociatividad.

“Hoy, fieles a nuestros objetivos, celebramos a estos individuos, familias y empresas, que enorgullecen a nuestro sector agropecuario, un sector pujante y vital para cualquier país del mundo.

Al pronunciar el discurso central del acto, Rivera dijo que el sector agropecuario del país desempeña un rol fundamental en la economía y el tejido social, porque emplea aproximadamente a 360,000 ciudadanos, que 8% de la fuerza laboral nacional.

En términos económicos, aseguró Rivera, el sector aporta cerca de 306 mil millones de pesos, equivalente al 6% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. “Y esta notable contribución significa la importancia estratégica del sector, no solo en términos de generación de empleo sino también en su papel esencial en el suministro de alimentos, satisfaciendo la necesidad más básica y vital de la nación”.

El presidente de los hacendados y agricultores advirtió que las importaciones son una oportunidad, “pero también un desafío significativo para las economías locales, especialmente en el sector agropecuario, porque cuando los productos importados ingresan al mercado sin restricciones o regulaciones adecuadas, pueden socavar la producción local, con bienes a menor precio y variedad que los producidos internamente”.

El presidente de la Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores, resaltó la buena relación y comunicación que han tenido con el Gobierno, y exhortó a seguir con las mesas de diálogo entre los productores agropecuarios y las entidades del estado, “para fortalecer nuestros lazos e impulsar las tomas de decisiones favorables para los sectores productivos de nuestro país”.

Competencia

“Esto puede llevar a una competencia desleal, donde los productores locales, que producen con limitaciones en tecnología y escala, se ven incapaces de competir eficazmente”, manifestó Rivera.

Para Rivera, es imperativo asegurar, mediante un enfoque holístico y riguroso, “que todos los productos importados que llegan a nuestros puertos, hoteles, aeropuertos y fronteras sean sometidos a inspecciones exhaustivas por parte de nuestros equipos de control de calidad”.

Indicó que es “crucial considerar el impacto potencial de iniciativas legislativas como la implementación de una tasa arancelaria cero para productos importados, incluyendo artículos esenciales como el azúcar y otros componentes de la canasta básica”.

Rivera llamó la atención sobre extender el tratamiento preferencial a más países, fuera del DR-Cafta y otros tratados comerciales existentes, “naciones con economías más robustas y sistemas de subsidios más amplios en nuestra región, se podría exacerbar los riesgos ya identificados”.

Esas naciones, dijo Rivera, “están dotadas de mayores recursos financieros y capacidad de subsidio que nuestra nación insular, lo que podría intensificar la competencia desleal y agravar las vulnerabilidades de nuestro sector agrícola y productivo”.

Advirtió, que esa situación puede conducir a una dependencia de las importaciones, perjudicar la economía local, reducir la autosuficiencia alimentaria y amenazar la sostenibilidad de las prácticas agrícolas locales, y derivar en pérdida de empleos en el sector agropecuario y a una disminución en la diversidad de productos disponibles en el mercado local.

Consideró que las cuotas para importación deben de ser establecidas en base a los requerimientos reales, “para compensar lo que localmente no podemos producir con manos dominicanas”.

Al acto, encabezado por el presidente Luis Abinader, asistieron también, Limber Cruz, Joel Santos, José Ignacio Paliza, y Luis Miguel Decamps, ministros de Agricultura, Presidencia, Administrativo de la Presidencia y de Trabajo, respectivamente.

Además, el expresidente Hipólito Mejia, Celso Juan Marranzini, presidente del CONEP; Pedro Brache, expresidente del Conep; Julio Brache, presidente de AIRD; Iván Tió, de los arroceros; Eduardo Vásquez, representante de Central Romana, Dionicio Buitrago, Fondo de Inversión PUTNEY.

La Asociación Dominicana de Hacendados y Agricultores, fue fundada en 1962, con el objetivo de ser un instrumento para luchar en defensa del sector agropecuario nacional, especialmente del derecho de propiedad, frente al deterioro del orden social y las ideas políticas que lo amenazaban. Es la institución más antigua del sector agropecuario nacional.

El día 7 de Julio de 1982, se instituyó mediante Resolución del Comité Ejecutivo Nacional, (CEN), la Medalla de Honor al Mérito, acto mediante el cual se reconoce públicamente a las personas y empresas más destacadas en los diferentes rubros o subsectores de la agropecuaria nacional, tomando en consideración los logros alcanzados en la productividad, innovación, eficiencia, calidad y competitividad, y por la dedicación y arraigo junto a la familia, al cultivo de la tierra, procesamiento de sus frutos y la explotación de especies animales de interés para el desarrollo económico y social de la República Dominicana.