Santo Domingo 25°C/26°C moderate rain

Suscribete

El laboratorio que experimenta con el clima para mejorar la eficiencia energética

Foto de AFP.

Foto de AFP.

El termómetro se desploma bajo cero y una ventisca de nieve cae sobre dos casas recién construidas en un laboratorio del norte de Inglaterra. Una prueba destinada a testar la eficiencia energética y a racionalizar el consumo.

Gracias a una tecnología puntera de calefacción y aislamiento, las dos viviendas se mantienen acogedoras y cálidas.

Son la ilustración de Energy House 2.0, un experimento científico diseñado para ayudar a los constructores del mundo a reducir las emisiones de carbono y combatir el cambio climático.

El proyecto, en un megalaboratorio del campus de la Universidad de Salford, cerca del centro de Mánchester, abrió en enero.

Allí, y desde un centro de control, se recrean la lluvia, el viento, el sol y la nieve en un rango de temperaturas que van de -20 ºC a 40 ºC.

Clima replicado

"Lo que hemos intentado conseguir aquí es replicar las condiciones climáticas que experimenta cerca del 95% de la parte poblada de la Tierra", explicó a AFP el profesor Will Swan, jefe de laboratorios de casas energéticas de la universidad.

El sitio incluye dos casas que pueden experimentar simultáneamente climas diferentes, y probará tipos de viviendas de todo el mundo "para entender cómo ofrecer casas con cero emisiones netas y eficiencia energética", agregó.

Las dos casas, típicamente británicas y construidas por firmas con operaciones en Reino Unido, se mantendrán por algunos años.

Posteriormente, otros constructores podrán alquilar el espacio para dar a conocer sus propiedades.

La primera casa fue construida por la inmobiliaria británica Barratt Developments y el gigante francés de los materiales Saint-Gobain.

Cuenta con ladrillos ornamentales sobre un armazón de paneles de madera y aislamiento y paneles solares en el tejado.

Los científicos examinan la eficiencia de varios sistemas de calefacción, como las bombas de calor aerotérmicas.

En la sala de estar, un circuito de agua caliente se ubica a lo largo de la parte baja de las paredes, con calor adicional que viene de una tecnología de infrarrojos en la moldura y un panel de pared.

Los espejos también sirven como radiadores infrarrojos y numerosos sensores monitorean qué habitaciones están en uso.

Los residentes podrán controlar la tecnología con un sistema similar a la interfaz Alexa de Amazon, activada por voz.

Los constructores calculan que con esta tecnología, las facturas energéticas serán un cuarto de las del hogar promedio en Reino Unido.

Con los altos precios de la electricidad y el gas, tales reducciones serían muy importantes para los consumidores.

También darían una importante contribución al esfuerzo británico por alcanzar cero emisiones netas de carbono para 2050 para combatir el cambio climático.

Un informe parlamentario de 2019 detectó que el 17% de las emisiones por calefacción en inmuebles viene de las casas, con lo cual su contribución es similar al del conjunto de vehículos de gasolina y diésel que circulan en Reino Unido.

Como Alexa

"Una de las tecnologías que estamos probando en esta casa es casi como un sistema de manejo para un edificio residencial", indicó Tom Cox, director técnico británico de Saint-Gobain.

"Es casi como el Alexa de los sistemas de energía casera, que puede ser automatizado hasta donde el ocupante quiera".

Científicos y empresas ya no tendrán que esperar cambios extremos de temperatura.

"Podemos probar un año entero de condiciones climáticas en una misma semana", agregó Cox.