Listin Diario Logo
03 de julio 2022, actualizado a las 12:15 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios lunes, 16 de mayo de 2022

Unos 234 millones fueron pagos de personal no identificados en las ejecuciones presupuestarias de la UERS

  • Unos 234 millones fueron pagos de personal no identificados en las ejecuciones presupuestarias de la UERS

    Foto de archivo.

Yadimir Crespo
Santo Domingo, RD

A RD$234,651,192 ascendieron los pagos de personal no identificados en las ejecuciones presupuestarias de la Unidad de Electrificación Rural y Sub Urbana (UERS) que fueron realizados entre 2016 y 2020.

La Cámara de Cuentas determinó esta cantidad a partir de un análisis realizado a la documentación recibida por concepto de pagos de remuneraciones, tomando como base una relación de cheques suministrada en formato digital y que correspondían al período auditado. 

Entre los cheques, el órgano auditor encontró el monto de RD$234,651,192, “que no pueden ser identificados en las ejecuciones presupuestarias de gastos, a pesar de estar registrados en el sistema SAP”.

En la relación de cheques pagados en la cuenta de servicio personal, registrados en el sistema SAP de los años 2016-2020, se observa que en el último año fue cuando alcanzó la cifra más alta: RD$163,174,989. Sin embargo, entre los cuatro años anteriores el monto varía entre 13 y 23 millones.

Cabe señalar, indican los auditores en el informe especial realizado a esta organización y publicado la tarde de este lunes, que dichos cheques no fueron suministrados de manera física para su verificación y validación con sus respectivos documentos soportes. 

En respuesta a este hallazgo por el órgano auditor, Thelma Eusebio, exdirectora general de la UERS, señaló en una comunicación: "Los cheques emitidos por el sistema SAP, correspondientes a la cuenta servicios personales, pueden ser pagos de prestaciones laborales, o de empleados que aún no tenían cuenta para el pago por Data Reservas”. 

En ambos casos, según Eusebio, esos pagos están plasmados en la ejecución presupuestaria, ya que la misma se trabajaba en la Gerencia de Presupuesto UERS, con los datos de la nómina impresa, que religiosamente debía ser remitida de la responsable de trabajar las nóminas a la Gerencia de presupuesto. 

“Ya que antes del día 10 de cada mes, se debía hacer el cierre del mes inmediatamente anterior y remitir las informaciones requeridas por Transparencia Institucional y a la Contraloría CDEEE, quien a su vez lo enviaba a la Contraloría General de la República", agrega en una misiva firmada el 30 de noviembre de 2021.

Asimismo, resaltó que las ejecuciones presupuestarias (devengadas y percibidas) y el estado de origen y aplicación de los fondos, se remitían a la también extinta Corporación Dominicana De Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), por correo interno, durante los primeros 5 días del siguiente mes. 

“Asimismo, las ejecuciones presupuestarias UERS, tienen anexos, los detalles de cada uno de los movimientos diario, correspondientes a las actividades administrativas y financieras de la institución que afectaban el presupuesto, detalles que reposaban en los archivos, UERS, de lo cual al momento de la auditoría ya no teníamos acceso, puesto que los archivos, lo cual no está demás decir, estaban muy bien organizados físicamente y además digitalizados”, añadió Eusebio en el comunicado.

No obstante, los auditores manifestaron en el informe que en la documentación soporte, Eusebio no remitió las ejecuciones ni el movimiento de los cheques registrados en el sistema SAP con los señalamientos que demuestren que dichos pagos están registrados en la ejecución presupuestaria del gasto. 

Otro de los hallazgos de la Cámara de Cuentas fue la ausencia de normativas para el gasto ejecutado de beneficios laborales o “primas por antigüedad”. Por este concepto la entidad gastó un monto de RDS176,833,735 entre 2012 y 2020, sin evidencia de una normativa interna aprobada para dichos beneficios.

Los empleados beneficiados con esta compensación no pudieron ser identificados en las nóminas porque las mismas no están clasificadas por objeto del gasto.