Listin Diario Logo
19 de junio 2021, actualizado a las 12:03 AM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 12 de mayo de 2021

Especialistas del CIAT sugieren gravar los servicios digitales

  • Especialistas del CIAT sugieren gravar los servicios digitales
Cándida Acosta
candida.acosta@listindiario.com
Santo Domingo, R.D.

Un nuevo estudio en el que se analizan opciones fiscales de la economía digital en países de Latinoamérica, en el cual se incluyó a Republica Dominicana, plantea el potencial impacto en la recaudación que se graven los servicios de Netflix, Amazon, Spotifly, Google, Airbn y Uber.

Juan Pablo Jiménez y Andrea Podesta, especialistas del CIAT (Centro Interamericano de Administraciones Tributarias) analizan los recaudos dejados de percibir  por no gravar la economía digital en RD y los cinco países centroamericanos.

En el caso de República Dominicana, estiman en US$320 millones el potencial de recaudación de esos servicios en 2020.

Estudio del CIAT
De acuerdo con el reciente estudio Tributación indirecta sobre  la economía digital y sus ingresos potenciales  en Latinoamérica. nivelar el campo de juego en tiempos de crisis 2021, “desde el punto de vista recaudatorio, los países de la región han obtenido ingresos tributarios por este concepto que se encuentran entre US$20 y US$120 millones por año, dependiendo del tamaño digital de la economía de cada país, lo que equivale a un valor entre el 0.02% y el 0.04% del PIB”, que en algunos casos al cierre del ño, como en Chile podrá llegasr al 0.08%. 

Los técnicos del CIAT recomiendan a los países de la región que aún no han gravado los servicios digitales transfronterizos optar por el sistema de registro de IVA  (ITBIS) obligatorio para proveedores no residentes, combinado con la retención del impuesto en los medios de pago solo en operaciones con proveedores que no cumplan con la obligación de registrarse. 

Transfronterizo
 Aplicar sistemas de retención sobre los medios de pago (tarjetas de crédito o transferencias de fondos al exterior a favor de entidades seleccionadas y autorizadas. La segunda vía consiste en aplicar impuestos al consumo generado en torno al proyecto BEPS.