Listin Diario Logo
13 de mayo 2021, actualizado a las 01:12 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios viernes, 23 de abril de 2021

Dos hermanas que han hecho del reciclaje un novedoso negocio

Con cuadernos viejos y planos desechados hacen gran negocio

  • Dos hermanas que han hecho del reciclaje un novedoso negocio
  • Dos hermanas que han hecho del reciclaje un novedoso negocio
  • Dos hermanas que han hecho del reciclaje un novedoso negocio
Cándida Acosta
Santo Domingo, R.D.

De un viejo pasamiento de 10 años atrás, a las hermanas Anna Sofía y Anna Paula les surgió una idea de negocio que hoy exhiben con orgullo dominicano por su originalidad y sostenibilidad, ya que su producción de tarjetas, hojas y etiquetas y cajas las hacen ellas con sus manos en su casa y, hasta los dibujos y pinturas, las colocan con desechos de frutas naturales.

Se trata de Papel & Agua, un negocio nuevo que está atrayendo a los usuarios de redes como Instagram, medio por el cual  están comercializando sus elaboraciones recicladas en un 100% artesanales. 

“Dios nos dio todo para emprender”, dice Anna Sofía una de las hermanas dueñas de la idea y del negocio. Tienen 19 años una y la otra 24.

Una es estudiante de sicología y la otra es arquitecta. Ambas jóvenes son nativas de la Capital dominicana, Santo Domingo, pero sus raíces provienen de La Vega. Sus apellidos De la Mota Canaán es bien conocido en esa demarcación.

¿Se imagina de dónde se suplen de papel para el reciclado?, pues de sus cuadernos viejos y de los planos dispuestos para desecho en la oficina donde trabaja la arquitecta.

Contribución ambiental
“Ahora mismo, nuestro mayor objetivo es que estamos abogando por un material sostenible y totalmente original, Somos un proyecto joven que surge durante un tiempo en el que muchos buscan soluciones verdes, donde hay un gran estímulo al apoyo de los negocios locales, que aportan positivamente al medio ambiente”, explica Anna Sofía.  

Comentó que el pasado verano fue cuando comenzaron su experimento y ya en diciembre empezaron a vender sus producciones.

Sus compradores son jóvenes y adultos y también están recibiendo a muchos clientes que están emprendiendo y andan buscando soluciones amigables al medio ambiente y están usando ese tipo de papel que ellas preparan.

Sostuvo que con cada cliente buscan formas de evolucionar lo que a su vez consideran divertido e interesante, al tener un negocio  joven con el que pueden experimentar con cada cliente.

Una motivación que puede servir a otras personas, especialmente jóvenes, es que nunca, en ningún momento, desde el inicio del experimento han salido de sus casas a comprar algún insumo, porque entendieron que tenían a la mano todo lo necesario para empezar su proyecto, “sin salir a comprar nada”. Reiteró que con los útiles que tenían en su casa, reciclaron su propio papel y materiales e incluso inventándolos.

Es lo que entienden que esto puede ser motivador. De que no puede encerrarse sobre lo que no se tiene, sino utilizar lo que está al alcance.

Ubicación
El negocio  no tiene  local. Los pedidos son por la red Instagram.

Al momento de procesar el papel viejo o los planos dice que hay que ver la cantidad de papel que se logra. Otro de los gozos de ese novedoso proyecto, afirma Anna Paula, también resulta increíble la cantidad de gente que ha estado dispuesta a donarles papel, al que han sumado su jefe del trabajo y sus colegas, en cuya oficina hay un nuevo lenguaje de reciclar el papel y la invitan a llevarse una funda de planos cada dos meses.

Los diseños de Agua & Papel los hace Jihad Canaán, que es diseñadora gráfica y también su madre Karina Canaán, quien las apoya en el arte y de AnnaKarina Sebelen, que es otra colaboradora.

El diseño del logo de Agua & Papel lo elaboró la arquitecta Karen Herrera y las demás artes y diseño los envían clientes. “Nosotros solo nos encargamos de ayudarlos para que puedan sacar provecho de la hoja y de dejar que su logo brille”.