Listin Diario Logo
26 de septiembre 2021, actualizado a las 10:19 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios lunes, 22 de marzo de 2021

Reconcíliate con el dinero

  • Reconcíliate con el dinero
EFE
Reportajes

Para conectar con nuestra felicidad económica necesitamos ‘hacer nuestros  números’ y mirarlos de una manera más humana, cercana y alineada con nosotros mismos,  según una experta en economía y finanzas que ofrece claves para sanar nuestra relación con el dinero y conseguir que fluya en nuestra vida.

¿Le gustaría desbloquear los límites y deshacerse de creencias que le impiden seguir avanzando de forma saludable hacia la felicidad económica, reconciliarse con el dinero y poder conectar con la abundancia, de una manera sencilla y creativa?.

Para la economista Nieves Villena (www.nievesvillena.com) alcanzar este objetivo no solo es posible, e incluso necesario en estos momentos complicados para muchos,  sino que además “es uno de los secretos para vivir desde el equilibrio y construir una relación positiva con nosotros mismos y quienes nos rodean”.

“Para ser más felices económicamente tenemos que dedicarle tiempo a este propósito y emprender un viaje en el que aprenderemos a mirar ‘nuestros números’ de un modo más humano, cercano y alineado con nosotros mismos”, según Villena, quien ofrece una hoja de ruta para hacer ese viaje con éxito en su libro ‘29 días para conectar con tu felicidad económica’.

Villena es orientadora experta de personas y grupos y educadora financiera, ha trabajado varios años en banca y creado programas de desarrollo del potencial humano, desarrollado un método para que cada persona conecte con su felicidad económica, que continúa perfeccionando y que ella misma ha impartido a más de 3.500 personas en los últimos dos años.

Esta especialista define la felicidad económica como “el equilibrio entre dedicarnos a lo que nos apasiona o darle sentido a lo que estamos haciendo, con libertad de tiempo, recibiendo una compensación económica sana y construyendo unas relaciones enriquecedoras con nosotros mismos y con las personas con las que nos crucemos”.

“El dinero que recibimos es una consecuencia de esa coherencia, así como de aportar valor a través de lo que somos y de la conexión con nosotros  mismos”, según Villena.

“Cuanto más conectada está una persona consigo misma, más valor aporta a los demás, y el dinero fluye como consecuencia de ese amor hacía sí misma, de ese respeto hacia su propio tiempo, espacio y energía, y del amor hacia quienes conectan con esa persona”, destaca.

FELICIDAD ECONÓMICA EN MOMENTOS DIFÍCILES.

“Para alcanzar ese estado de ánimo tienes que trabajar en cuatro áreas concretas (economía, mentalidad, consciencia y emociones) y también conectar contigo, reflexionar sobre tu situación actual, hacerte ciertas preguntas para mejorar día tras día y poder descubrir si existe algún bloqueo en ti”, apunta.

“De esa manera es posible, para todo aquel que se lo proponga,  sanar su relación con el dinero y reconciliarse con este medio de cambio y de pago, poner en orden su situación económica,  y mirar ‘sus números’ y finanzas con ilusión y ganas”, destaca.

“Nuestra felicidad económica, al igual que la felicidad en sí misma, no es algo que tengamos que alcanzar por obligación y como meta, sino que más bien consiste en conectar con nosotros mismos y con aquello que es importante para cada uno en cada momento”, explica Villena a Efe.

Destaca que nuestra economía es mucho más que dinero y nuestra felicidad económica no es solo un importe, es decir la cuantía de un precio, crédito, deuda o saldo sino que, sobre todo, se trata de “cómo nos sentimos con lo que somos, lo que queremos, lo que hacemos y lo que tenemos”.

Para Villena ser feliz económicamente también consiste en “saber encontrar cómo disfrutar de las cosas de nuestro día a día, en conectar con nuestra creatividad, en darnos valor y valorar lo que tenemos, en hacer que ese importe, sea cual sea, nos aporte”. 

“En estos momentos complicados para muchos, es importante centrarnos en entender que nuestra vida económica está compuesta por diferentes ciclos y que, por lo tanto, es algo que va cambiando y evolucionando”, reflexiona.

“Hacernos preguntas es el camino para entender qué respuestas podemos proporcionarnos desde nuestro propio centro como personas para encontrar soluciones a la situación que estemos viviendo desde la calma, la creatividad y el amor propio”, recomienda esta economista.

Villena invita a dar un nuevo significado a conceptos como el de dinero, éxito y/o trabajo, planteándonos a nosotros mismos una serie de preguntas que nos ayuden a descubrir qué es lo importante de verdad para cada nosotros en estos momentos.

CLAVES PARA MOTIVARSE Y SALIR ADELANTE.

Sobre cuáles son las claves para poder perseverar y mantener el rumbo hacia nuestra felicidad económica, sin desanimarnos ni claudicar, la experta contesta:.

“Cada uno tenemos un concepto propio de felicidad económica. ¿Cuál es el tuyo? ¿En qué está basado? ¿Qué es lo importante para ti ahora? En tus respuestas, está tu camino”.

Para salir adelante, esta experta también recomienda trabajar en cada área de las vinculadas a ese estado de ánimo que denomina de felicidad económica, poniendo en práctica los siguientes ejercicios de autoconocimiento:.

1.- MENTALIDAD.

“Observa tu mentalidad relacionada con tu economía es una mirada hacia tu interior, un descubrimiento, un camino que, a veces fluye, y otras se atasca, pero que, sin duda, es un regalo para seguir evolucionando”,  señala Villena.

2.- CONSCIENCIA.

“Poner la atención, la intención y el foco en lo qué estás pensando en relación a tu dinero y en cómo estás gestionando tu economía te ayudará a disponer de mayor claridad mental para transformar aquello que es importante para ti”, apunta la economista.

3.- ECONOMÍA.

 “Aprender a gestionar nuestra economía nos proporciona libertad, ya que nos da el poder de elegir. Incluir en tu día a día acciones, herramientas y conocimientos, te invita a vivir desde la responsabilidad de ordenar tus números”, señala.

4.- EMOCIONES.

 “Escucharte, darte permiso para sentir las emociones que te provoca el dinero, te abre la puerta a darles espacio y gestionarlas de una forma más sana para ti”, concluye.