Listin Diario Logo
27 de febrero 2021, actualizado a las 08:02 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios jueves, 05 de noviembre de 2020

El lado opaco de las energías renovables en República Dominicana

Las industrias de la energía son las que más contaminan el ambiente.

Lilian Tejeda
Santo Domingo, RD

El sector energía es uno de los principales emisores de dióxido de carbono (CO2) de República Dominicana y del mundo, cuyas emisiones se mantienen en aumento debido al crecimiento de la población, que cada vez demanda más servicios que requieren producción energética.

En el país este sector representa el 61.90 de las emisiones, donde el transporte tiene un gran peso por la quema de gas licuado de petróleo (GLP), gasolinas y otros tipos de combustibles.

El Primer Informe Bienal de Actualización de la República Dominicana ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático establece que dentro de la categoría “actividades de quema de combustible” la subcategoría “Industrias de la energía”, que es el objeto de esta investigación, es la más importante, con el 44.8% de participación.

La principal causa de las emisiones es el aumento sostenido de consumo energético del país. El incremento de las emisiones de CO2 está asociado al aumento de la quema de combustibles con fines energéticos”, indica el documento publicado en este 2020.

De acuerdo a este informe, las emisiones del sector energía aumentaron 26.95% entre el 2010 y el 2018, debido principalmente al aumento sostenido de consumo energético del país.

En este estudio se considera a las industrias de la energía como la principal fuente de emisiones a nivel nacional porque la generación de electricidad depende en gran medida de la quema de combustibles fósiles como el diésel, el fueloil, el carbón mineral y el gas natural, cuyo uso se incrementó 23.91%, 20.90%, 32.39%, y 39.71% respectivamente en el período 2010-2018.

Es preciso señalar que el informe no contempla a la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), que produce electricidad en base a carbón mineral, también un combustible fósil contaminante.

Dentro del segmento “Industria de la energía”, donde también se incluye el refinamiento de petróleo, la generación eléctrica es la que más contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), con un 99.47%.

La generación eléctrica es la mayor fuente individual de GEI en el país, representando el 28.00% de las emisiones de GEI totales”, precisa el informe.

Es preciso aclarar el citado estudio solo abarca hasta el 2018, por lo que es posible que en los últimos dos años las emisiones hayan disminuido debido, entre otros factores, a que las energías renovables tienen mayor participación en la matriz energética.

Sin embargo, como evidencian los datos recientes del Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC), todavía se sigue dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles, que contaminan el medioambiente.

El día 02 de noviembre 2020 las fuentes de energía renovable no convencionales (solar, eólica y biomasa) apenas aportaron un 7% al sistema. Al sumar el 6% de la generación hidráulica la participación alcanza el 13%, lo que otorga a las demás fuentes un 87%.

No obstante, es necesario precisar que en términos generales la capacidad instalada en base a fuentes de energía limpia ascendió a 25% en el 2019, donde el sol tiene un 4%, el viento 7%, la biomasa 1% y el agua 13%, según la memoria correspondiente a ese año del OC.