Listin Diario Logo
25 de noviembre 2020, actualizado a las 09:21 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 16 de junio de 2020

La UE investiga a Apple por prácticas contrarias a la competencia

Abren dos investigaciones

  • La UE investiga a Apple por prácticas contrarias a la competencia
AFP
Bruselas, Bélgica

La Comisión Europea anunció este martes la apertura de dos investigaciones contra el gigante estadounidense Apple por las reglas de uso de sus sistemas de pago (Pay) y de descarga de aplicaciones (Store) que, supuestamente, limitarían la competencia de sus rivales.

"Debemos asegurarnos de que las reglas de Apple no distorsionen la competencia en los mercados donde Apple compite con otros desarrolladores de aplicaciones", dijo en un comunicado la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, respecto al caso de Store. 

Bruselas, guardiana de la competencia en el bloque, investiga en este caso las condiciones impuestas por Apple a los desarrolladores de aplicaciones para celulares para su distribución a través de su App Store, tras una denuncia de la empresa sueca Spotify en 2019.

Las condiciones en el punto de mira son el uso obligatorio del sistema IAP de Apple, que factura un comisión del 30% a los desarrolladores, y las restricciones impuestas a estos últimos para informar sobre otras formas de descargarse sus aplicaciones.

Respecto al otro caso, "parece que Apple establece los términos y las condiciones para el uso de Apple Pay en las aplicaciones y en los sitios web de los comerciantes", explicó Vestager, para quien limitar las opciones puede privar a los consumidores de beneficios.

El grupo estadounidense calificó en un comunicado de "decepcionante" la decisión de la Comisión de abrir las investigaciones en base a "demandas infundadas que quieren simplemente aprovecharse de la situación sin pagar, ni jugar con las mismas reglas que todo el mundo".

Bruselas reabre así un nuevo contra Apple, al que en 2016 condenó a devolver a Irlanda unos 13,000 millones de euros (unos 14,700 millones de dólares al cambio actual) por ventajas fiscales indebidas. La empresa recurrió esta decisión ante la justicia europea.