Listin Diario Logo
15 de diciembre 2019, actualizado a las 12:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 27 de agosto de 2019

SEGÚN INFORME

Latinoamericanas ganan 17% menos que los hombres por cuidar niños y ancianos

  • Latinoamericanas ganan 17% menos que los hombres por cuidar niños y ancianos

    Foto: Gestión. 

Mónica Martínez, EFE
Lima, Perú

El tiempo dedicado por las mujeres de América Latina y el Caribe al cuidado de los hijos y ancianos es el origen de la brecha salarial del 17% que mantienen respecto a los hombres de acuerdo a un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) difundido este martes en Lima.

El estudio "Mujeres en el mundo del trabajo: Retos pendientes hacia una efectiva equidad en América Latina y el Caribe" constató que por cada hora trabajada, las mujeres reciben ingresos son en promedio un 17% inferiores a los de los hombres con la misma edad, educación, número de hijos, condición de ruralidad y tipo de trabajo.

Esa brecha llega al 25% en algunas ramas económicas.

"Es una brecha que está ahí persistiendo y se ha pensado en muchas posibilidades y explicaciones, y resulta que un elemento importante detrás de ello no está en el mundo del trabajo, sino en el mundo de los hogares", declaró a Efe el coordinador del informe, Hugo Ñopo, especialista regional en mercado de trabajo de la OIT.

"En los hogares todavía hay brechas bien importantes en la distribución del tiempo, y de las responsabilidades en el trabajo doméstico", añadió.

A pesar de que las mujeres se gradúan en la universidad a tasas mayores que los hombres, posteriormente desaparecen del mercado laboral por la maternidad y el cuidado doméstico, principalmente.

"Estamos perdiendo muchísimo talento que hay que recuperar", remarcó el especialista.

En ese sentido, el informe recomienda para atajar esa diferencia el desarrollo de políticas públicas de cuidado de calidad gratuito que permita particularmente a la gran mayoría de latinoamericanas que trabajan en el sector informal "poder asegurarse de que sus niños y sus adultos mayores están bien cuidados y ellas pueden participar en el mercado de trabajo", explicó a Efe María Arteta, especialista en género de la OIT.

La especialista afirmó que "si invertimos en el cuidado, vamos a lograr que más mujeres se inserten en el mercado laboral, esas mujeres van a tener ingresos, van a ayudar al PIB, van a consumir, y pagar impuestos que van a ayudar a pagar estos servicios públicos".

En América Latina y el Caribe hay actualmente 47 millones de personas que se dedican al trabajo remunerado del cuidado, de las cuales 38 millones son mujeres, incluidas las maestras, enfermeras, y trabajadoras domésticas, añadió Arteta.

"En todos los segmentos, las mujeres están más educadas que los hombres pero son las mujeres pobres las que tienen los peores trabajos en el mercado laboral de América Latina", precisó la experta.

Las mujeres de menores ingresos en Latinoamérica presentan una brecha de ingresos laborales de casi 35 %, mientras que las de mayores ingresos éste porcentaje se reduce a cerca de 25 %, según encuestas de hogares y empleo en la región aplicadas en 2017 citadas por OIT.

No obstante, en el caso de las personas en el autoempleo, independientes y/o informales, la brecha de ingresos respecto a los hombres se dispara a un 60% en Guatemala, y a 40% en Panamá, Perú, Costa Rica y República Dominicana.

Argentina es el país en la región con la menor brecha entre las personas que viven del autoempleo con poco más de 10%, seguido por Ecuador con menos de 20%, así como Honduras y Uruguay bordeando ese porcentaje.

"Nuestro informe está resaltando que las brechas son mucho más marcadas en el autoempleo y en los trabajos informales, que en los empleos formales, ahí es donde hay que trabajar más, con políticas transversales de servicios de cuidado", anotó Ñopo.

Además, el estudio anotó que algunos de los retos de las mujeres en el campo laboral son su mayor inserción en áreas de ciencia, tecnología e ingeniería, mayores habilidades de negociación para alcanzar una flexibilidad en las condiciones laborales, así como fomentar los aprendizajes a lo largo de la vida.


Más en Economía & Negocios