Listin Diario Logo
20 de mayo 2019, actualizado a las 12:10 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios jueves, 16 de mayo de 2019

Alexandre Meira da Rosa

“Hay que invertir en infraestructura productiva y en capital humano”

Cándida Acosta
candida.acosta@listindiario.com
Santo Domingo

El país es sede de la Novena Edición de PPP Américas 2019, un encuentro celebrado cada año por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para promover una mayor integración entre los sectores público y privado en proyectos de infraestructura. Alexandre Meira da Rosa, encabeza el Foro que sesiona desde ayer y concluye hoy en Punta Cana, quien accedió a esta entrevista.

RD crece, pero con una alta desigualdad. ¿Qué recomienda para corregirlo?
La economía ha tenido un desempeño sobresaliente en los últimos años. Cuando la economía crece en estos niveles es previsible que aumente la desigualdad, por cuanto hay sectores que reportan un mayor crecimiento que otros. La clave está en seguir haciendo esfuerzos para mejorar la focalización de las intervenciones sociales, generando la inclusión y las oportunidades para la población que no están dentro de dichos sectores. Los programas de transferencias condicionadas dotan de recursos a los más pobres y les exigen el cumplimiento de ciertos requisitos necesarios para el bienestar de la familia y el aumento de su capital humano, como la asistencia escolar y las visitas al médico; esto contribuye a que las familias salgan del círculo de la pobreza. En el país, el BID colabora con el programa Progresando con Solidaridad, monitoreando la transparencia y verificando sus resultados en términos de indicadores sociales relevantes.

¿Cómo alcanzar competitividad con el problema eléctrico y debilidad institucional?
La clave está en ser cada vez más eficientes, tal como lo recoge el informe sobre productividad que elaboramos en conjunto con el Consejo Nacional de Competitividad. Hasta ahora el país ha crecido por acumulación de factores de producción, pero no por aumentos en la productividad. Mejorar los costos de transporte y generar reformas institucionales son vitales para aumentar la competitividad del país. En el tema del sector eléctrico, el país mejoró la diversificación de la matriz de generación eléctrica y tiene un gran reto en disminuir los niveles actuales de pérdidas en las empresas de distribución y generar una cultura de recaudación y pago de los servicios públicos.

RD ha mejorado su perfil de deuda ¿Qué otra medida debe asumir?
El manejo responsable de la deuda con sostenibilidad es fundamental y a ello se aboca el Gobierno. El tener una estrategia de diversificación del perfil de la deuda, por ejemplo, la moneda, plazos, en esencia, su composición y poder fijar tasas ayudan en este sentido. En la medida que sea posible y dependiendo de su perfil y las condiciones de los mercados financieros, el país buscará sustituir deuda cara, por deuda más barata, acudiendo por ejemplo al financiamiento de la banca multilateral de desarrollo, que ofrece condiciones más favorables que los mercados internacionales, con tasas más bajas y períodos de pago más largos, con diversas opciones de fijación de tasas y con el acompañamiento técnico requerido para el éxito y cumplimiento de los objetivos de desarrollo.

El BID sugiere el ahorro-país, ¿cómo se puede lograr con la baja presión fiscal?
El país viene realizando un gran trabajo en la lucha contra la evasión y elusión tributaria, por lo que la presión fiscal está aumentando. Otras maneras de lograr el ahorro son resolviendo el déficit del sector eléctrico y mejorando la eficiencia y la calidad del gasto. El reporte anual del BID de 2018, bajo el título “Mejor gasto para mejores vidas”, estima que hay espacio para mejorar la calidad del gasto en el país. Hay que hacer mucho más con menos. Usar estos recursos de manera más inteligente contribuiría al crecimiento y la reducción de la desigualdad sin incrementar la presión sobre las cuentas fiscales.

¿Cómo atraer inversión extranjera,  con oferta de mano de obra barata y total repatriación de capitales?
En un mundo globalizado, los inversionistas miden el retorno y el riesgo. Creemos que República Dominicana debería seguir trabajando en reformas institucionales que permitan disminuir los riesgos y, por lo tanto, aumentar la inversión. La futura aprobación del marco legal en el país y su reglamentación relativa a las alianzas público privadas (APP) es un paso fundamental para aumentar el atractivo del país para inversionistas y banca de financiamiento y permitirá incrementar y potenciar la inversión privada en infraestructura, entre otras áreas.

RD es un exportador neto de materias primas, ¿cómo impulsar el valor agregado y la revolución industrial privada?
Está muy relacionada a la pregunta anterior, en la medida que el sector privado encuentre reglas claras, bajo riesgo, infraestructura de calidad y capital humano capacitado, es de esperar que el sector industrial se vaya desarrollando y genere empleos de calidad y por ende mejoren las condiciones de la población y se reduzcan los niveles de pobreza.

El señor Luis Alberto Moreno sugiere acercarse a Emiratos Árabes, ¿qué puede resultar para un país tan distante?
Hoy en día las distancias entre los continentes y el mundo se han achicado y la globalización de los mercados es una realidad. Es muy importante que el país diversifique la relación comercial con otros países para bajar la vulnerabilidad a shocks externos. Los Emiratos Árabes pueden ser un gran aliado para las relaciones comerciales y de intercambio con el país si se tiene en cuenta que importan US$269,000 millones por año, casi 30 veces el monto de las exportaciones dominicanas. El país podría exportar manufacturas como artículos eléctricos y médicos, así como también productos agrícolas, especialmente frutas.

¿Qué sugiere para cambiar el modelo productivo y enfrentar la automatización?
Invertir en infraestructura productiva y en capital humano, especialmente en primera infancia. También, generar reformas institucionales que aumenten la competitividad y garanticen la estabilidad macroeconómica, y destinar recursos para la formación técnica profesional que las compañías del futuro demandarán.