Listin Diario Logo
23 de junio 2019, actualizado a las 08:24 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 05 de febrero de 2019

ECONOMÍA DE BOLSILLO

¿Cuánto pierdes tirando comida sobrante a la basura?

  • ¿Cuánto pierdes tirando comida sobrante a la basura?
  • ¿Cuánto pierdes tirando comida sobrante a la basura?
Cándida Acosta
Santo Domingo

Maritza es una asalariada del sector privado que cobra cada quincena. Se ha puesto a pensar en la cantidad de alimentos que compra en tiendas y supermercados que luego terminan en la basura. Como ella, hay millones de personas en el mundo, incluyendo dueños de restaurantes que cada noche tiran al bote cientos de kilos de comida preparada y no consumida, que pudiera ser aprovechada por personas necesitadas.

Esto ocurre en muchos países del mundo, incluyendo en naciones medianamente pobres como República Dominicana. El desperdicio de comida es un tema de política pública que puede ser aprovechado por las familias y la sociedad. Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), hay en el mundo 800 millones de personas que luchan por obtener comida. En República Dominicana aún hay un porcentaje importante de personas en condiciones de pobreza, desempleados, o con el nivel de ingresos muy limitado que se acuestan sin cenar.

La mejora de las condiciones de pobreza es un tema de gobiernos y organismos multilaterales en todo el mundo. En Europa, existe una aplicación que permite comprar comida sobrante en los restaurantes de España y varias ciudades europeas. En Estados Unidos también ocurre en establecimientos de comida, donde los empleados se reparten el sobrante del día. En República Dominicana, todavía no hay negocios dedicados a recolectar los sobrantes de restaurantes para revenderlos más baratos que el precio que originalmente tenían, como tampoco los ponen en un exhibidor externo para que quien los necesite se los lleve, como ocurre en otras naciones, especialmente en Arabia.

Uno de los graves problemas en República Dominicana tiene que ver con la conservación y el manejo adecuado de los alimentos luego de cocidos, por una inadecuada refrigeración, que tiene que ser parte de una adecuada política de servicios públicos como la electricidad ininterrumpida, como una forma de contrarrestar el desperdicio de comida.

Según reportes de la FAO, el desperdicio de comida en América Latina podría alimentar a 300 millones de personas. Mientras, 36 millones de personas podrían cubrir sus necesidades calóricas con los alimentos de desperdicios a nivel de venta directa a consumidores. Solo en América Latina, se pierden hasta 127 millones de toneladas de alimentos al año, señala el organismo de Naciones Unidas.

El problema, le significa una pérdida de más de US$940, 000 millones anuales a la economía mundial, pese a que el punto 12.3 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) plantea reducir la mitad del desperdicio de alimentos por persona a nivel global entre los comercios y los consumidores, y reducir la pérdida de alimentos en las cadenas de producción y abastecimiento hasta el 2030.

Los ODS plantean alcanzar el Hambre Cero, y de ahí la importancia de reducir el desperdicio de alimentos, independientemente de los avances alcanzados en varias regiones del mundo, debido a que el hambre extrema y la desnutrición siguen siendo grandes obstáculos para el desarrollo de muchos países.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) estima que 795 millones de personas sufrían de desnutrición crónica en 2014y que más de 90 millones de niños menores de cinco años tienen un peso peligrosamente bajo y una de cada cuatro personas pasa hambre en África.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan terminar con todas las formas de hambre y desnutrición para 2030 y velar por el acceso de todas las personas, en especial los niños, a una alimentación suficiente y nutritiva durante todo el año. Esta tarea implica promover prácticas agrícolas sostenibles a través del apoyo a los pequeños agricultores y el acceso igualitario a la tierra, la tecnología y los mercados. Además, se requiere el fomento de la cooperación internacional para asegurar la inversión en la infraestructura y la tecnología necesaria para mejorar la productividad agrícola”, indica el PNUD en su portal.

El Estándar de Contabilidad y Reporte para la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (Estándar FLW, en inglés) facilita  a gobiernos y los negocios medir y reportar cuánta comida es desperdiciada.

EN CIFRAS (DATOS DE LA PNUD)

795 millones
Una de cada nueve personas en el mundo está desnutrida; eso es 795 millones de personas

67%
Asia es el continente con más personas que padecen hambre, dos tercios del total

1 de cada 4
Una cuarta parte de los niños sufren retraso en el crecimiento. En algunos países en desarrollo, esta cifra llega a uno de cada tres

40%
La agricultura es el mayor empleador del mundo y proporciona medios de subsistencia al 40% de la población mundial

150 millones
Si las agricultoras tuvieran el mismo acceso a recursos que los hombres, la cantidad de personas con hambre en el mundo podría reducirse en 150 millones

75%
Desde la década de 1900, alrededor del 75% de la diversidad de cultivos se ha perdido en los campos de los agricultores