Listin Diario Logo
13 de octubre 2019, actualizado a las 06:48 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 29 de enero de 2019

Seguridad alimentaria

Programa desarrollado por Agricultura y el BID ha permitido fortalecer sanidad e inocuidad agroalimentaria del país

  • Programa desarrollado por Agricultura y el BID ha permitido fortalecer sanidad e inocuidad agroalimentaria del país
Santo Domingo

El Ministerio de Agricultura y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) presentaron los resultados del proyecto “Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria”, el cual se desarrolló con una inversión de US$11 millones.

La iniciativa busca incrementar la productividad y mejorar el acceso de los productos agropecuarios a nuevos mercados, tanto a nivel local como internacional.

Al recibir la evaluación final del programa, el ministro de Agricultura, Osmar Benítez, expresó que los nuevos retos para ingresar a los mercados internacionales son sanitarios y que el Gobierno está invirtiendo todos los recursos para que el país sea competitivo y se aprovechar su potencial en las agroexportaciones.

“El Gobierno anuncia su intención de ampliar y continuar este proyecto y mantener la cooperación con organismos como el BID que han apoyado iniciativas para brindar mejores condiciones de vida a los agricultores dominicanos”, expresó Benítez.

Agregó que desde que asumió en el Ministerio de Agricultura ha sido enfático en que los tres ejes de su gestión son el fortalecimiento de los programas sanitarios y de inocuidad, la producción de alimentos y las exportaciones, por lo que programas como estos seguirán desarrollándose y contarán con el apoyo del Gobierno.

El representante del BID, Miguel Coronado, manifestó que el sector agropecuario representa un pilar dentro de la economía de la República Dominicana que además de aportar divisas, contribuye en la creación de empleos y fuentes de ingresos a las pequeñas comunidades del país.

“Este tipo de programas apoya al productor para darle valor a sus mercancías, a la vez que favorece la incorporación de nuevas tecnologías, el manejo de los alimentos y toda la cadena de valor hasta llegar a los mercados y los consumidores de una manera sana y de calidad”, destacó.

Componentes del proyecto

El proyecto realizado a través de la Oficina de Ejecución de Proyectos (OEP) tiene la finalidad de mejorar cuatro componentes fundamentales, entre los que se encuentran el fortalecimiento de los servicios de inocuidad agroalimentaria, a los fines de contribuir al incremento de las agro-exportaciones; y el fortalecimiento de los servicios de sanidad animal, para mejorar la condición zoosanitaria de la República Dominicana.

También incluye la activación de los servicios de sanidad vegetal para el mejoramiento de la condición fitosanitaria; y la gestión institucional para lograr el avance en la integración de la gestión de los servicios sanitarios.

Logros del programa

Entre los principales logros alcanzados al cierre del programa se destacan el establecimiento de los Programas de Certificación en Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en combinación con el Manejo Integrado de Cultivos (MIC), Buenas Prácticas Ganaderas (BPG) y Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).

Otros logros son el establecimiento del Sistema de Vigilancia y Emergencias Zoosanitarias, que incluyó los Programas de Control y Erradicación de Enfermedades de la Brucelosis y Tuberculosis Bovina, Peste Porcina Clásica, Encefalopatía Espongiforme Bovina y Newcastle.

También la readecuación física y eléctrica de las Estaciones de Cuarentena Vegetal y Animal localizadas en la cercanía del Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA) como medidas de prevención a la entrada de plagas y enfermedades que pongan en riesgo el patrimonio agrícola y pecuario del país, la creación de las unidades Virología y Bacteriología, entre otros.

A través del recién finalizado programa, el Ministerio de Agricultura continúa trabajando para eficientizar la agricultura dominicana, poniendo su compromiso de asumir la sanidad e inocuidad, tanto animal como vegetal y así cumplir las exigencias de los mercados internacionales, también para dar garantías de seguridad alimentaria a los consumidores nacionales.