Listin Diario Logo
17 de agosto 2022, actualizado a las 12:16 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios martes, 08 de agosto de 2017

ENFOQUE

Hacia la undécima ministerial de la OMC

  • Hacia la undécima ministerial de la OMC

    Detalle. En la OMC la República Dominicana es miembro del grupo de países importadores netos de alimentos, G33, del grupo de países de economías pequeñas y vulnerables (EPV), del grupo de países de los ACP (excolonias europeas de África, Caribe y Pacífico) del G90, entre otros.

Luis Manuel Piantini Munnigh
Especial para LISTÍN DIARIO

Hay países que quieren traer el tema del comercio electrónico para su reglamentación, ya que se argumenta que dado su nivel de penetración y avance se requiere eliminar los muchos riesgos que implica una actividad no reglamentada, y más aun con la rápida expansión que está teniendo en el comercio electrónico, por ejemplo las firmas electrónicas.

Las primeras negociaciones sobre este tema se remontan al 1998, aunque luego fueron detenidas y retomadas recientemente.

Por lo menos se argumenta que haya un mandato de los ministros para que se trabaje durante los próximos dos años y se traigan resultados para la MC12. En este tema EEUU, igual que China, Rusia y los demás países desarrollados y una mayoría de países en desarrollo, está de acuerdo con que se inicien negociaciones en firme con la oposición de los africanos, India y el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América) quienes señalan que la creación de reglas sobre el comercio electrónico les daría una mayor ventaja a las economías desarrolladas, cuyas multinacionales monopolizarían el comercio electrónico ampliándose la brecha digital con los menos desarrollados.

Si este argumento fuese correcto ninguna economía pequeña se aventuraría a entrar a una organización de regla como lo es la Organización Mundial del Comercio (OMC), porque sus miembros más importantes serían los de mayores comercios. Sin embargo no solo el ejemplo de China demuestra el beneficio que ha tenido para este país participar en un sistema de regla para la expansión de su economía y comercio, sino que en el caso de nuestro país el crecimiento de nuestro comercio externo desde nuestro ingreso a la OMC se ha triplicado en su valor en dólares, impulsando nuestro crecimiento económico que ha mantenido un incremento promedio anual superior al 5% en los últimos 21 años, reduciéndose los niveles de pobreza del 50% al 30%.

Por último y aunque no menos importante, pero que es peligroso para la estabilidad del sistema de comercio multilateral, es el interés que están mostrando insistentemente los norteamericanos en revisar las reglas del órgano de solución de diferencias (OSD), así como los procesos.

En este momento está detenido el proceso de selección de miembros al órgano de apelación de la OMC, pues a la región latinoamericana se le está obstaculizando el llenar el puesto que le corresponde, ya que los miembros desarrollados quieren modificar el proceso tradicional de selección para favorecer a un candidato de un país desarrollado del hemisferio occidental.

El objetivo del señalado miembro de revisar las reglas del OSD es modificar las normas creadas para la aplicación de las medidas antidumping, ya que los estadounidenses han perdido varios casos sobre la forma en que aplican sus medidas antidumping. Ya en la nueva propuesta de modificación del Acuerdo Regional NAFTA, los estadounidenses presentaron en su oferta la eliminación del capítulo 19, donde se establece el mecanismo de solución de diferencias en ese acuerdo, y este rechazo se basa en que dicho país ha perdido más del 70% de los casos de controversias presentados por los demás socios de ese acuerdo regional. A esta propuesta de eliminación se han opuesto Canadá y México.

Algunos miembros piensan que la actual administración norteamericana se excluiría del sistema multilateral de comercio, si esta es desfavorecida en decisiones del órgano de solución de diferencias sobre casos de conflictos comerciales que los afecten, y donde el USTR y su Departamento de Comercio entiendan que esas decisiones habrían sido desacertadas. Los que no están dispuestos a que este sistema sea eliminado son los países en desarrollo que encuentran en el mismo un medio colectivo efectivo de defensa comercial,  y de ejercitar y concretar alianzas, que les permitan lograr avances en sus esfuerzos de alcanzar metas mayores de desarrollo, y que el comercio externo actúe como un instrumento eficaz de lograr los Objetivos de Desarrollo Sustentable si en este se eliminan las distorsiones y obstáculos técnicos y no técnicos al comercio que aplican las economías desarrolladas para impedir el aumento de la producción y la libre penetración a sus mercados.

En la OMC la República Dominicana es miembro del grupo de países importadores netos de alimentos, G33, del grupo de países de economías pequeñas y vulnerables, EPV, del grupo de países de los ACP ( excolonias europeas de África, Caribe y Pacífico) del G90 (que conforman los grupos africanos, los de países menos adelantados PMA, y los ACP) y presidimos como representante del país desde el 2010, el grupo informal de países en desarrollo, IGDC, que forman 120 miembros y en los que se encuentran aquellos en proceso de ingreso, siendo este el primer grupo de países en desarrollo formado en el GATT en los años sesenta, el cual tiene voz en las reuniones del consejo general y las ministeriales y participa en el proceso de negociaciones.

De esta forma, perteneciendo a esos grupos, nuestro país ha definido y mantenido una estrategia eficaz de lograr apoyos colectivos en la promoción y defensa de sus intereses comerciales durante los procesos de negociaciones en la OMC, lo cual le ha permitido obtener múltiples ventajas.