Listin Diario Logo
05 de diciembre 2022, actualizado a las 09:18 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Economía & Negocios miércoles, 21 de junio de 2017

INDUSTRIA

Germoplasma: innovación en el cultivo del mango

El director del IDIAF destacó que por medio de un acuerdo con el Jardín Botánico de Miami se logró suministrar yemas de mangos para crear variedades del fruto con el fin de proveer a los productores.

  • Germoplasma: innovación en el cultivo del mango

    Proceso. Las yemas de los mangos fueron injertadas sobre patrones del cultivo banilejo en el vivero de la Estación Experimental de Frutales Baní.

Carolis Mella Ramírez
carolis.mella@listindiario.com
Baní, Peravia

El crecimiento de la industria del mango, en especial la banileja, se ha caracterizado por su calidad. Sin embargo, ante un mundo cambiante donde los mercados internacionales cada vez son más exigentes, es necesaria la reinversión. Conscientes de esta realidad, los productores de mangos locales crearon un proyecto con bancos de germoplasmas (semillas) que busca contribuir al cultivo de la fruta.

En el banco de germoplasmas se introducen colecciones de mangos, o el  material genético que existe de determinada especie de cultivo, constituidos por diversos tipos, variedades y selecciones locales y que poseen características diferentes de color y sabor.

A través de un convenio de colaboración con las autoridades del Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (IDIAF) y el Clúster del Mango (Promango), en junio de 2014 y con RD$3.3 millones, el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) financió este proyecto.

Con el acuerdo se introdujo un total de 35 yemas de mangos, que son los brotes que se utilizan para hacer la injerción y realizar la reproducción asexual.

De acuerdo con el director del IDIAF,  Rafael Pérez Duvergé, mediante el pacto se logró que suministraran yemas para establecer colecciones de mangos a fin de determinar cuáles son los mejores mangos para que que productores interesados puedan buscar semillas para reproducción.

“Nuestra misión es aprovechar nichos de mercados especializados, como orgánicos, y étnicos, con el fin de ser más competitivo en el mercado internacional”, afirmó Pérez.  

Manifestó que si bien la provincia cuenta con superficies de terrenos aprovechables para la siembra, es difícil competir por volúmenes con países como Brasil y México: “Por eso la idea es aprovechar el mercado de alto valor en los cuales nosotros podemos competir, exportar y colocar nuestra producción en épocas donde no entran mangos de otros países a fin de agregarle valor y buscar rentabilidad”.

Asimismo, Cándida Batista y Radhamés Medina, ambos encargados del proyecto, adujeron que las variedades del fruto que posee el Banco responden a condiciones diferentes para el cultivo, en zonas húmedas y de extremada sequía.

“Aquí tenemos materiales que pueden responder a la tolerancia de enfermedades como la Antracnosis, que es una enfermedad notable en la post cosecha del mango”, aseguró.  

Batista refirió la motivación del proyecto debido a que los productores de la fruta no tenían disponibles variedades demandadas en el mercado internacional, así como con el objetivo de aprovechar nichos de mercados gourmet, étnicos y orgánicos.     

Dentro de las variedades tolerantes a las enfermedades destacadas por Batista en el proyecto de bancos de germoplasma, un lugar destinado a la conservación de la diversidad genética, están: la Mangifera casturi, que fue recomendada para zonas húmedas y que  pueden resistir a la Antracnosis.

ESPECIES INTRODUCIDAS
SELECCIONAN DIEZ CULTIVOS

Para la selección del proyecto se escogieron diez cultivos criollos y extranjeros. Las especies introducidas son: “Alphonso”, “Fairchild”, “Amelie”, “Maya”, “Nan Doc Mai 4”, “Sindrhi”, “Mallika”, “Jumbo Kesar”, “Edward” y “Osteen”, y los cultivares criollos identificados fueron: “Amarillo” (Crema de Oro), “Banilejo”, “Colón”, “Fabrico”, “Gota de Oro”, “Juan Jáquez”, “Marcelo”, “Mingolo”, “Morado”, “Yamagui”, “Manzano” y “Madame Francés”..

90 TAREAS CULTIVADAS
Vistas de la estación de frutales en Baní. El encargado de las estaciones donde se encuentra el proyecto, Radhamés Medina, manifestó que los bancos de germoplasmas cuentan con unas 90 tareas distribuidas con cinco réplicas en localidades de las regiones sur y suroeste del país, e incluye las provincias Peravia, San José de Ocoa, Barahona, Azua y San Juan. Las localidades seleccionadas responden a diferentes tipos de suelos, y en Baní es donde existe el mayor número de réplicas.